Diego Pablo Simeone es sin discusión alguna el hombre que será recordado por generaciones enteras dentro del Atlético de Madrid, como jugador y luego como técnico, su paso por el club colchonero dejará huella, desde su debut en primera división en el Club Atlético Vélez Sarsfield, allá por el año 1987, apenas duró 3 años en Argentina, pasando a jugar en Italia y de allí a España, para posteriormente regresar a Italia y acabar su carrera como futbolista en Argentina, en Racing, que jugó hasta el 2006.

Ese mismo año debutó como entrenador en el mismo Racing, su paso continuó por Estudiantes, River y San Lorenzo, luego en Italia, para regresar ese mismo año a Argentina y de allí a España, a finales del año 2011 donde supo rescatar a los del Manzanares de un ciclo oscuro, ese año terminaron quintos en la liga y  conquistaron la #Europa League y la Supercopa de Europa, fue el comienzo de una etapa ganadora para el Atlético de Madrid, la era “cholista” había comenzado.

Anuncios
Anuncios

¿Pero qué es lo que Simeone inculca a sus jugadores para haber logrado este cambio dentro del Atlético de Madrid? Este argentino que el próximo 28 de abril cumplirá 46 años ha impuesto un estilo futbolístico que no agrada a todos pero que da resultados, conquista títulos y por supuesto, fiel a su estilo personal que transfiere a sus jugadores, no deja indiferente a nadie.     

El cholo Simeone ha sabido comprometer a su equipo, influyendo confianza, mentalidad ganadora, guiándolos hacia una meta común, logrando que cada uno de los jugadores sienta como propio los objetivos marcados, inculca dedicación, constancia, entusiasmo y trabajo, desde una comunicación efectiva, con una capacidad de mando acompañada de una persuasión y una coherencia que a lo largo de su responsabilidad como técnico colchonero ha demostrado resultados.

Anuncios

Con su lema “partido a partido” pero sobre todo con resultados ha sabido transmitir a jugadores y afición colchonera su entusiasmo y su espíritu ganador, luchador, su garra, con su entrega,  su máxima desde que llegó como entrenador ha sido “ el esfuerzo no se negocia” y los resultados están a la vista, metidos entre los mejores de Europa, terceros en la liga en esta temporada y peleando por el título casi hasta la última fecha, por otra parte, Simeone no se compromete con nadie en el equipo, nadie es imprescindible y todos sin excepción son piezas claves dentro del mismo.

Simeone conoce como nadie la forma de aprovechar  tanto el potencial como las carencias de cada jugador como del conjunto del equipo, saca lo mejor de ello y se refleja en el campo de juego, una defensa más sólida y un equipo más agresivo a la hora de consumar el ataque, líneas muy juntas, basculaciones rápidas, logrando un trabajo de presión al tiempo que obliga al rival a jugar por las bandas, dado que cierra los pasillos, esto aumenta su superioridad defensiva y permite “robar por las bandas logrando jugadas de contragolpe más efectivas, ha desarrollado un avance considerable en jugadas de balón parado y en las jugadas aéreas.

Anuncios

Diego Pablo Simeone, “el cholo”, ha logrado implantar a su equipo una mentalidad ganadora, con un estilo de juego que puede no gustar a algunos, pero que resulta efectiva, tanto, que el Atlético se ha convertido en uno de los mejores equipos de #Fútbol de Europa.

  #Deportes Madrid