¿Sueles acudir a algún estadio de #Fútbol para ver los partidos de tu equipo? Si es así, ¿Cómo te vistes para ello?, ¿En plan informal, con unos vaqueros y la camiseta de tu club?, ¿O vas un poco más arreglado con alguna chaqueta e incluso corbata? Te lo pregunto porque, seguramente, haya algunos que lo hagáis de una manera y otros de otra. Pero, de lo que sí estoy completamente seguro, es que nadie va al fútbol vestido de la manera que lo hace Michael Cullen, un fiel seguidor del Everton inglés. 

Michael acude a todos los partidos que puede de su Everton en traje de baño, con su gorro incluido. Sí, sí, como si fuera a lanzarse a nadar en cualquier momento los 100 metros mariposa.

Anuncios
Anuncios

Esta vestimenta tan peculiar para acudir a ver los partidos de fútbol ha provocado que ya se le conozca con el sobrenombre de Speedo Mick. Pero, ¿sabéis por qué acude así a ver los partidos del Everton?

Michael busca recaudar 50.000 libras para una residencia de ancianos

Pues su motivación no es nada excéntrica ni le mueve el interés de hacer un poco de chufleo en las gradas. Michael acude en traje de baño a ver los partidos del Everton por causas benéficas. Meses atrás ya consiguió recaudar 20.000 libras para un orfanato y ahora su objetivo es recaudar 50.000 para una residencia de ancianos. Es por esta razón por la que, el próximo 23 de abril, cuando el Everton dispute la semifinal de FA Cup en el mítico Wembley ante el Manchester United, Michael estará en Londres después de haber llegado a pie desde Liverpool vestido en traje de baño. 

Las dos ciudades están separadas por unos 350 kilómetros y, aunque el propio Michael haya dicho que está loco por hacer esta caminata en traje de baño, sólo pretende descansar por las noches en un hotel de bajo coste para así ahorrar lo máximo posible. 

Una idea que no se le ha ocurrido precisamente de la noche a la mañana, sino que ya le viene rondando desde hace un par de años cuando comenzó a entrenar para cruzar a nado el Canal Inglés de Inglaterra a Francia en su lucha contra el cáncer.

Anuncios

Aquel entrenamiento le valdrá, qué duda cabe, para recorrer la distancia entre Liverpool y Londres. 

Dentro de una semana, Michael estará en Londres con su traje de baño. Será muy fácil distinguirlo entre la gente. Lo que mucha gente quizás no sabrá es que no está ahí por cualquier cosa. Su empresa bien vale la pena.  #Mas deportes