La UD Las Palmas sigue su racha triunfal a domicilio en las últimas jornadas, donde acumula cuatro victorias en cuatro salidas, y ha vencido esta noche en Riazor al Deportivo de la Coruña por 1-3. Un partido que ha servido no sólo para dar un paso adelante muy importante en el camino de la salvación para el cuadro canario, sino para que el público que hoy se ha congregado en el coliseo gallego le rindiera un merecido homenaje a Juan Carlos Valerón, que ha saltado al terreno de juego mediada la segunda parte. El de Arguineguín fue requerido por la grada de Riazor Blues al término del encuentro para tributarle un sentido y cariñoso aplauso. 

Los hombres de Quique Setién se repusieron al gol con el que el Deportivo abrió la lata canaria nada más comenzar la segunda parte.

Anuncios
Anuncios

La primera fue apenas el preludio de lo que sería un segundo acto lleno de goles y ocasiones, especialmente para los gallegos, que en las botas de Luis Alberto y, especialmente, Lucas Pérez, fallaron todo lo habido y por haber. Hasta un disparo al larguero del ex jugador del Paok de Salónica en las postrimerías del encuentro. Pero no era la noche del Dépor y sí de una Unión Deportiva que se sitúa ya con 39 puntos, once por encima de la zona de descenso. 

Primera parte sin demasiado brillo

Un doblete de Sergio Araújo y otro gol de David García llevan a los grancanarios a sellar casi de manera definitiva una permanencia que hasta hace unos meses parecía una empresa francamente difícil. La llegada del técnico cántabro al banquillo ha supuesto todo un revulsivo, tanto en resultados como en la forma de juego.

Anuncios

Hoy, particularmente, se ha visto una UD Las Palmas controlando la posesión (en la primera parte llegó a ser hasta del 65% en algunas fases del partido), pero sin demasiada llegada, sobre todo en una primera parte anodina, en la que sólo los chispazos eléctricos de Lucas Pérez por el Deportivo animaban un poco a la grada de Riazor, que escogió el minuto 21 de partido para rendir una tremenda ovación a Valerón. 

Tras el paso por vestuarios, el partido se sacudió del sopor de los primeros 45 minutos. A los dos minutos de juego, Lucas Pérez recogía un balón en alto con un magnífico control y cruzaba el esférico ante la inútil salida de Javi Varas. El equipo gallego se desmelenaba y asistíamos a sus mejores momentos, pero esto no hizo que Las Palmas se desesperara, ya que siguió fiel a su estilo, esperando con paciencia su oportunidad. La misma llegó en el minuto 58, cuando un gran pase interior de Momo fue aprovechado por Araujo para batir a Manu. 

Las ocasiones para el Dépor y los goles para la UD

A partir de ese instante, el Deportivo se sintió herido en su orgullo y buscó volver a colocarse por encima en el luminoso, pero ni Lucas ni Luis Alberto (este último con una ocasión clarísima con todo a placer), pudieron batir a Javi Varas.

Anuncios

Para colmo, y tras un saque de esquina, sería David García quien hiciera el segundo para los canarios, sembrando el desconcierto en las filas locales. 

El Dépor lo siguió intentando con todo, pero no era la noche de los delanteros locales. Víctor dio entrada a Jonathan para dotar de mayor velocidad el ataque coruñés, pero unas veces Javi Varas y otras el desacierto y hasta los palos de la meta canaria evitaron el empate. Ya con el cuadro deportivista volcado sobre el marco rival llegaría la puntilla de Araujo en el descuento. 

Meritorio triunfo de la UD Las Palmas que le sitúa en décima plaza con 39 puntos, once por encima del descenso a falta de seis jornadas para la conclusión del campeonato. El talante y el juego que le ha sabido imprimir Quique Setién al cuadro amarillo ha sido una de las principales razones de la gran segunda vuelta de este equipo. El Dépor, por su parte, queda en la tabla con 37 puntos, en una situación nada desfavorable, pero con un calendario por delante algo complicado. El aplauso final al Mago de Arguineguín quedará como el mejor recuerdo que los gallegos puedan llevarse de este duelo liguero.  #Liga #Fútbol