Los Golden State Warriors abrieron los playoffs del Oeste la pasada noche frente a Houston Rockets en el Oracle Arena. Los Warriors, primeros clasificados, se enfrentaron a los octavos, los Houston Rockets de James Harden, que llegaban a San Francisco con el objetivo de no ser arrollados por este equipo histórico, aunque finalmente no consiguieron superar su objetivo.

A los Warriors sólo les hizo falta un cuarto para ganar el partido. El primer cuarto dominante de los locales fue suficiente para apagar cualquier esperanza que tuvieran los Rockets en tener opciones de disputar el partido. Stephen Curry, enchufadísimo, consiguió 24 puntos en la primera y única mitad del partido que disputó.

Anuncios
Anuncios

Al comienzo del segundo cuarto, tras un saque de fondo, Stephen Curry se dobló el tobillo y por precaución decidió salir del partido. Curry intentó convencer tanto a Steve Kerr como a Luke Walton de dejarle jugar, pero prefirieron dejarle descansar el resto del partido ya que no estaba siendo una tarea difícil. 

Los Rockets no conseguían encontrarse, y los Warriors sin Curry consiguieron deshacerse fácilmente de unos Rockets que contaron con un Harden prácticamente desparecido. Draymond Green volvió a jugar de maravilla, liderando a los Warriors tras la ausencia de su máxima estrella. Klay Thompson hizo un gran partido, siendo uno de los máximos anotadores del partido por parte de su equipo. Marreesse Speights tuvo una gran noche en el apartado ofensivo, consiguió encadenar una buena racha de canastas consecutivas al final del cuarto.

Anuncios

Los Houston Rockets, al ver que no conseguían ni acercarse en el marcador, decidieron llevarse el partido al terreno sucio, Patrick Beverley tuvo un enfrentamiento con Stephen Curry que terminó en doble técnica para ambos jugadores. El ambiente se había caldeado y Draymond Green contribuyó a la causa en una jugada en la que tiró al suelo a Donatas Motiejunas como si de un luchador de la WWE se tratase.

Los Warriors no tuvieron problemas en su primer partido de los playoffs, como siga así se podría avecinar un "barrido" de los Warriors a Houston Rockets (4-0). Los 'texanos' necesitan mejorar sus porcentajes de tiros de campo si desean ganar al menos un partido en esta serie.

El siguiente partido será el Lunes a las 4:30 de la madrugada, hora peninsular española, en el Oracle Arena de Oakland, California. #Baloncesto