El #Real Madrid se presentaba en el Etihad Stadium con la baja de Cristiano Ronaldo y con la de Benzema, que aunque saltó al campo tuvo que abandonarlo en el descanso. Lucas Vázquez y Jesé fueron sus sustitutos. Aportaron lo suyo los canteranos, pero no lo suficiente como para hacer olvidar al portugués y al francés. Quizás mereció más el Real Madrid, que fue de menos a más, logrando encadenar unos buenos minutos finales de partido. 

Hasta entonces, poca cosa. El 0-0 final refleja que Manchester City y Real Madrid se respetaron demasiado. Jugaron con intensidad, pero sin ambición. No arriesgaron prácticamente balones que pudiesen filtrar líneas y dejar a los delanteros en un uno contra uno.

Anuncios
Anuncios

Mucho pase horizontal, y los que eran verticales solo a la contra o en largo buscando a Agüero o De Bruyne en el City y a Bale en el Madrid, principalmente. 

En la primera parte poco que destacar. Las lesión de Cristiano le restó mucha pegada al Madrid, así como la de Silva le restó creatividad al City cuando el canario tuvo que abandonar el campo por lesión al filo del descanso.Mucho mediocampismo, mucha intensidad y mucha falta táctica. Pocas oportunidades y las que hubo, poco claras. Así hasta bien entrada la segunda parte. Poco a poco al City se le fue acabando la gasolina y el Real Madrid empezaba a sentirse más cómodo con el balón. Kroos y Modric consiguieron tomar el timón del partido y romper la línea de presión que marcaban Fernando y Fernandinho, tanto con pases como con arrancadas, en especial el croata, la luz que ilumina la bombilla de este Real Madrid.

Anuncios

Así empezaron a llegar las mejores ocasiones del partido.

En el minuto 75, Gareth Bale remataba con rosca con la izquierda desde el lado derecho del interior del área y el balón se perdía por poco, rozando el palo de la portería de Joe Hart. El Real Madrid subió una marcha en el partido y se empezó a notar. Pero el City siguió acechando a la contra, aunque sin acertar en el último pase. En el minuto 82 llegaba la más clara para el equipo visitante. Pepe remataba a bocajarro desde el interior del área pequeña un centro de Gareth Bale que el portero del City, Joe Hart, sacaba con el pecho. Ya en el tiempo de descuento, Kevin De Bruyne puso el susto en el cuerpo al Madrid con una falta al borde del área que Keylor Navas despejó y en el posterior saque de esquina terminaba un partido que deja la eliminatoria completamente abierta para la vuelta. #Champions League