El Real Madrid se ve obligado a remontar el resultado de 2-0 en el partido de ida frente al Wolfsburgo. Atrás queda el 24 de Mayo con el gol de Sergio Ramos, el gol de Higuaín en San Mamés que sentenció la liga, la combinación perfecta entre Di María – Cristiano Ronaldo para darnos la Copa del Rey, la galopada de Gareth Bale en Mestalla frente al Barcelona. Debemos dejar atrás el pasado y vivir el presente, quizás también pensar en el futuro. El #Real Madrid este martes tiene que darlo todo los 90 minutos del partido en el Santiago Bernabéu, debe mostrar esa rabia que le caracteriza en las grandes noches, al Real Madrid siempre se le ha caracterizado por tener a 11 capitanes en el campo que lo dan absolutamente todo.

Anuncios
Anuncios

Y es que, la Cibeles se merece una visita al año mínimo.

 Contamos con 11 jugadores que pueden darle la vuelta al partido cuando lo deseen, también contamos con una afición que estará entregada con el equipo, la remontada se tiene que conseguir por la afición, se merece una alegría por fin, y no por la posible remontada si no porque tienen que alegrarle con un título y que mejor que con la Copa de Europa, porque no hablemos de la temporada que están haciendo.

 Y es que esta vez no es la afición la que tiene que animar el equipo, es el propio equipo el que tiene que animar a la afición. Ya basta de que siempre sea el público el que tenga que estar detrás de los jugadores pidiéndole sacrificio, recordándole que la camiseta que viste es la del Real Madrid, ya basta. Los jugadores tienen que saber en que equipo están y lo que representa a todo el mundo, cada vez que se juegue un partido con más o menos importancia deben salir a darlo todo, no cansarse de marcar goles, no cansarse de correr, no cansarse nunca de ganar, que jueguen en equipo y lo que es más importante, que alegren a la afición.

Anuncios

Pero es imposible no animar al equipo, porque llevamos los colores por dentro, es una pasión, un gran sentimiento que nos obliga a animarles siempre. Así que cuando los 11 elegidos salgan al césped, cuando el balón empiece a rodar, cuando toda la carne esté puesta en el asador, recuerda que debes estar animando a tu equipo los 90 minutos, anima, anima y vuelve a animar. Entre todos los madridistas vamos a conseguir el pase a las semifinales, remontaremos como lo hemos hecho varias veces en nuestra historia.

 Esas mágicas noches ante el Celtic, ese partido frente al Anderlecht donde perdimos 3-0 en la ida y remontamos 6-1 en el Santiago Bernabéu, donde se vibró con la primera gran noche de Butragueño, ese partido frente al Mönchengladbach donde se perdió 5-1 en Alemania y se remontó en la vuelta con un 4-0 con un gol de Santillana con el tiempo cumplido, por este tipo de remontadas en nuestra historia debemos creer que se remontará también este resultado.

 No lo olvidéis ni un segundo, porque el mantenernos con este espíritu nos hará volver de nuevo, a ser lo que fuimos.

 ¡Hala Madrid y nada más! #Fútbol #Champions League