Jornada 35 del calendario de #Liga: #Cristiano Ronaldo se perderá su primer partido en lo que va de curso. El segundo en lo que va de temporada, ya que también faltó ante el Cádiz C.F, en el día que daría inicio al 'Caso Cheryshev'

El jugador franquicia del #Real Madrid se perderá los primeros minutos de la Liga BBVA 2015-16 por una sobrecarga, que le aparta del encuentro ante el Rayo Vallecano por precaución antes de las semifinales de Champions el próximo martes. Hasta el momento, había jugado absolutamente todos los minutos posibles: 3059, 90 minutos de media.

Tan sólo se encuentra por detrás de Vicente Guaita y Jan Oblak, porteros del Getafe y del Atlético de Madrid, respectivamente, con un minuto más de juego.

Anuncios
Anuncios

Y apenas un jugador de campo se acerca a los minutos y partidos jugados por Ronaldo, (sin entrar a valorar los minutos y partidos de Champions) Rubén Castro.

Si uno se pone a investigar, comprobará con facilidad que, de las estrellas de los rivales del Madrid en liga, ninguno se acerca a sus registros. El más cercano, Antoine Griezmann, con 83,4 minutos de media y los 34 partidos jugados. En cambio, Leo Messi, Neymar y Luis Suárez no han jugado todos los partidos y tan sólo Suárez alcanza esos 90 minutos de media por partido; los dos primeros, no llegan a los 90 minutos de media además de haberse perdido varios encuentros, al igual que le sucede a Koke en el Atleti.

Sobre este asunto, se ha llegado a decir, al igual que se insinúa con otras estrellas de la liga como se hace con Messi, que sólo descansa cuando él lo considera necesario, sin tener en cuenta la opinión del entrenador.

Anuncios

Zidane, por su parte, sale al paso de las acusaciones, al igual que lo han hecho sus antecesores en el cargo.

Sea como fuere, cabe preguntarse qué factura puede pasarle al físico de un jugador el imponerse, sea por los entrenadores o por su propia voluntad, la imposibilidad de tener descanso durante la temporada. Ni siquiera en las semanas de partidos internacionales, que también juega con su selección nacional. Incluso, cabe preguntarse si no afectará a la carrera del portugués en un futuro no muy lejano, aunque no parece que sea una duda que ronde por su cabeza.