El #Baloncesto europeo se asoma al abismo. Mientras la FIBA ha lanzado una ofensiva contra la Euroliga y sus federaciones afines que, parece, va a surtir efecto,al menos en parte, en España, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha dado el primer paso de lo que parece que será una guerra, al mostrarse favorable a la supresión del canon de entrada a la ACB.

El origen del dictamen de la CNMC está en un expediente abierto a la ACB el pasado octubre por las denuncias de Orense y Burgos. Por entonces, se culminaba otro verano en el que no ascendía ningún equipo por no poder afrontar las condiciones que exige la ACB, entre las que destacan los más de 3.700.000 euros de canon y los casi 2 millones del fondo de ascensos y descensos -además de otras como la capacidad del pabellón-.

Anuncios
Anuncios

Aunque el Ourense (COB) consiguió reunir las condiciones, presentó su inscripción un día tarde y el Baloncesto Fuenlabrada denunció. El COB no pasó una auditoría posterior de la ACB y, finalmente, ambas partes acordaron formalizar el ascenso para la temporada 2016-17, con una indemnización de 3 millones en caso de no poder ascender finalmente.

Ahora, aún con la incertidumbre de si los orensanos ascenderán -por problemas económicos-, el Consejo Superior de Deportes y la CNMC hacen acto de presencia. Según informa Radio Palencia, el informe es realmente duro con la ACB y califica el canon como una cuota "injustificada, desproporcionada y discriminatoria: un mecanismo de expropiación de parte de los ingresos futuros del club que se reparte entre los miembros de la ACB y no se utiliza para mejorar o invertir en el mejor funcionamiento de la competición".

La legalidad del canon queda en entredicho y, a esperas de saber cómo avanza el conflicto, parece que se abre la situación para el Palencia (campeón de la fase regular y con puesto de ascenso directo) y demás aspirantes de LEB Oro que disputan ahora mismo la primera ronda del playoff.

Anuncios

Conviene señalar cuándo y cómo se producen las decisiones. Tanto 2015 como, parece, 2016, son años electorales, y la eliminación de las tasas en el baloncesto nacional no deja de ser una baza electoral más por parte del CSD y del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, que obviaron este asunto durante años pasados y han trabajado a contrarreloj en los últimos meses para su solución.

Las consecuencias pueden dar un giro radical al baloncesto nacional. A esperas del recurso que presentará la ACB, se desconoce todavía lo que se desencadenará en verano. Los clubes que abonaron las cuotas en años pasados podrían llegar a reclamar su dinero (aunque no todos aportaron la misma cantidad). Podrían también reclamar, en este caso el ascenso o incluso indemnizaciones, los clubes a los que se impidió el acceso, caso de Burgos y otros equipos.

El conflicto con la FIBA

Mientras, la Federación Española de Baloncesto ya ha reaccionado a la dura sanción de la FIBA que dejaría fuera a España y a otras selecciones del próximo Eurobasket y de los Juegos Olímpicos -la selección española logró su pase tras ganar el Eurobasket-.

Anuncios

La FEB, tras el comunicado del organismo internacional, pidió la suspensión cautelar del acuerdo entre ACB y Euroliga. La ACB, por su parte, respondió el pasado viernes arguyendo que no puede impedir a los clubes que lleguen a acuerdos con Euroliga y Eurocup -competiciones privadas- y remitiéndose a escritos de días anteriores en los que pide concreción sobre qué se le pide que haga.

El último movimiento, tras el apoyo del Comité Ejecutivo de FIBA a FIBA Europa, es de la Federación Española. Aseguran que iniciarán "las gestiones pertinentes y trabajará firmemente, [...] para conseguir que se levante la suspensión de los derechos de participación de la Selección Española absoluta masculina en todos los campeonatos para los que ha obtenido plaza".

Con los Juegos Olímpicos a poco más de 3 meses, el órdago de FIBA Europa a las federaciones nacionales sigue su curso. #Mas deportes