El base catalán Raül López, actualmente en las filas de Dominion Bilbao Basket, ha anunciado su retirada al final de la temporada. El club vasco anunció en su página web que será la última temporada del director de juego en activo, y que concluirá su carrera como "hombre de negro" en el club bilbaíno.

Raül López Molist (Vic, Barcelona, 1981) fue el primer base español en llegar a la NBA. Se trata de un jugador con talento a expuertas, al que las lesiones no le han respetado y que posiblemente hubiera dejado huella de no ser por sus maltrechas rodillas. López comenzó su carrera en el equipo de su localidad, Vic, de donde dio el salto al Joventut de Badalona.

Anuncios
Anuncios

En la Penya iría subiendo escalones hasta debutar en ACB; despertó el interés de un Real Madrid que ofreció 300.000€ por el base, que pasó a las filas merengues siendo el fichaje más caro de la historia de la ACB.

En la capital de España firmó grandes partidos, lo que le valió para ser reclamado por la NBA. Tras la llegada de Fernando Martín y de Pau Gasol, Raül López fue el tercer español en debutar en la mejor liga del mundo. La previsión de su rendimiento era tan alta que incluso fue seleccionado en el Draft (pick 24) por delante de Tony Parker. Pero a veces no todo sale como uno quiere, y los fantasmas empezaron a rondar en forma de lesión. Estuvo tres temporadas en Utah Jazz, pero las rodillas no le respetaron y volvió al ambicioso proyecto de Akasvayu Girona para ser el timonel.

De ahí, posteriormente pasaría en una segunda etapa por el Real Madrid y por el BC Khimki ruso, antes de recalar en Bilbao.

Anuncios

Se cerrará así la carrera de uno de los bases más talentosos del baloncesto español, el primero que abrió la puerta del puesto de "1" en la NBA para otros como José Manuel Calderón, Sergio Rodríguez o Ricky Rubio.

El "mago de Vic" acaparó elogios, y los sigue acaparando. Tales eran sus previsiones de éxitos que periodistas y compañeros situan a Raül López como el jugador con más talento en la historia del baloncesto español, por delante incluso de Pau Gasol. El club vasco, a final de temporada, le hará un homenaje para despedir a un jugador que en Bilbao se ha sentido como en casa, y que junto a Álex Mumbrú es auténtico ídolo del equipo de Miribilla. #Deportes Bilbao