Los Chicago Bulls recuperaban a Jimmy Butler y Nikola Mirotic, dos jugadores que estaban siendo imprescindibles para los de Illinois tras las respectivas lesiones que sufrieron. Chicago recibía en casa a unos Rockets que intentaban aferrarse a la última posición de los playoffs en la conferencia oeste, una historia muy diferente a la de la temporada pasada para los tejanos, que disfrutaron de una de las mejores temporadas de James Harden en la liga. Los Rockets no nos están en su mejor momento, y James Harden a pesar de que sigue sumando buenos números, le cuesta tirar del equipo en una conferencia oeste que sigue siendo igual de salvaje que en los últimos años.

Anuncios
Anuncios

Conseguir una plaza de playoff en el oeste con equipos como Golden State, San Antonio, Oklahoma, o Los Angeles Clippers es muy complicado, y a los Rockets les está costando mantenerse vivo en la conferencia.

Anoche tuvimos un duelo entre estos dos equipos, los dos conjuntos que intentan mantenerse vivos en ambas conferencias, la situación de los Bulls viene más bien por lesiones de jugadores importantes que de otra cosa, pero ayer estaban de enhorabuena, ya que recuperaban a dos jugadores muy importantes.

El primer cuarto comenzó con un partido que no conseguía despegarse del empate, pero que según iban pasando los minutos, Derrick Rose y sus increíbles cabalgadas en los contraataques les permitían separarse en el marcador. James Harden, con una buena actuación en el segundo cuarto, ayudó a los Rockets a igualar el marcador.

Anuncios

Michael Beasley, que había sido repescado por los Rockets tras ser elegido MVP en la liga china, volvió a reencontrarse con la canasta en la NBA.

El tercer cuarto comenzó con una diferencia significativa en el marcador por parte de los Bulls de Hoiberg que respiraban con tranquilidad, y que se iría prolongando a lo largo del cuarto. Los Rockets, muy fallones en el tiro, solo contaron con la ayuda de James Harden, que continuaba sumando puntos para su marcador personal. En el último cuarto, cuando los Bulls gozaban de una buena ventaja, James Harden y Dwight Howard decidieron reducir la diferencia en el marcador, aunque ya parecía demasiado tarde. Jimmy Butler se entonó anotando varios triples y repartiendo juego para sus compañeros, y en los ‘minutos de la basura’ pudimos ver en escena a jugadores como E’Twaun Moore y Doug McDermott. James Harden aprovechó estos últimos minutos de juego para seguir inflando su actuación y metiendo el miedo en el cuerpo a los Bulls con un ‘3+1’ que ponía a los Rockets a solo un dígito de diferencia, 4 puntos les separaban a 32 segundos del final.

Anuncios

Decidieron mandar a jugadores de los Bulls a la línea, a la que acudió varias veces Pau Gasol quien sentenció el partido desde la línea de tiros libres.

Finalmente el partido terminó con victoria de Chicago por 100-108, en un partido en el que Pau Gasol terminó con 28 puntos y 17 rebotes, Jimmy Butler terminó con 24 puntos y 11 rebotes y Derrick Rose con 17 puntos y 9 asistencias. James Harden fue el más destacado de los Rockets con 36 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes. #Baloncesto