La afición del FC Barcelona se viste hoy de luto,  la familia de Johan Cruiff acaba de confirmar en su cuenta oficial el fallecimiento del ex-fubolista holandes a los 68 años de edad, tras duros meses de lucha contra el cáncer. Johan Cruiff estuvo considerado como uno de los mejores futbolistas de la historia, a la altura de nombres como Pelé, Maradona o Di Stefano.

Nacido el 25 de abril en de 1947 en Ámterdam, se crió a pocos metros del campo del Ajax en una familia modesta, sus padres regentaban una tienda de verduras, muy joven demostró que su pasión iba a ser el #Fútbol, a los diez años fue escogido entre otros 300 niños para jugar en las categorías inferiores del Ajax.

Anuncios
Anuncios

A los 12 años su padre falleció de un ataque al corazón con lo que el niño tuvo que ayudar a la economía familiar. A los 1e abandona los estudios para dedicarse plenamente al fútbol bajo la tutela del entrenador Rinus Michels, que le preparó un riguroso programa de ejercicios para compensar su endeble figura.

Con tan sólo 17 años consiguió debutar en la Primera Liga neerlandesa. Junto al Ajax ganó  6 Ligas y 4 Copas, 3 Copas de Europa, 1 Copa Intercontinental y 1 Supercopa de Europa. En la temporada del 73-74 el Ajax negoció su traspaso con el Real Madrid, hecho que no le sentó nada bien a Cruiff, que haciendo gala de su fuerte carácter, se rebeló y negoció su ingreso en las filas del F.C. Barcelona, que fue valorado en 60 millones de pesetas, el más caro de la historia hasta entonces.

Militó en las filas blaugranas hasta el año 78, fecha en al que abandonó el equipo por problemas con la directiva, sin embargo consiguió convertirse en un ídolo para la afición e integrarse totalmente en la sociedad catalana, hasta el punto de llamar al tercero de los hijos que tuvo con su esposa (se casaron en 1968)  Danny Coster, Jordi en homenaje al santo patrón de Cataluña, lo que le supuso problemas con el franquismo, que se oponía al uso de nombres catalanes.

Anuncios

Con 30 años decidió enrolarse en la Liga de Fútbol Estadounidense, tras pasar por el Levante UD, a los 34 años volvió a fichar por el Ajax, con el que jugó 3 temporadas, la última muy difícil pues falleció el hombre al que consideraba su segundo padre, el Ajax no le renovó y Cruiff fichó por su rival el  Feyenoord de Rotterdam, con este equipo terminó su carrera como jugador pero comenzó la de entrenador.

Bajo su batuta estuvieron equipos como el Ajax y el Barcelona. Todo un referente en el mundo del fútbol que acaba de librar su última batalla. #FC Barcelona