Se iba a disputar el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League que enfrentaría al Atlético de Madrid y al PSV y el comportamiento de los seguidores estaba siendo correcto y no había, ni siquiera, presencia policial en la Plaza Mayor de Madrid, lugar donde estaban reunidos una gran parte de los aficionados holandeses.

Todo parecía indicar que iba a ser una tarde de fútbol tranquila, sin embargo, todo empeoró cuando varias personas comenzaron a lanzar monedas a unas mendigas  que se encontraban también en la plaza mayor. Las mujeres se vieron obligadas a hacer flexiones para poder obtener su “premio” y algunos fans del conjunto holandés quemaron billetes para que tratasen de cogerlos.

Anuncios
Anuncios

No hizo falta presencia policial ante esta situación pero pocos españoles reaccionaron al respecto. Cuando la policía llegó, los seguidores del PSV fueron acompañados en dirección al estadio y no se produjo ningún incidente destacable. 

Un día después de todo lo ocurrido y ante el bochornoso acto protagonizado por algunos de los “hooligans” holandeses, la embajada de Países Bajos ha tenido que emitir un comunicado en el que destacan que “lamentan profundamente lo ocurrido ayer” y se “desmarcan” de este tipo de acciones. También han reclamado a toda la afición holandesa que muestre “un comportamiento respetuoso y civilizado en el extranjero” en referencia a los desplazamiento del equipo en el futuro. 

Algunas organizaciones como Movimiento contra la Intolerancia han solicitado públicamente que la Fiscalía de Delitos de Odio abra una investigación para aclarar todo lo sucedido por la supuesta humillación racista porque pueden constituir un delito tras la reforma del artículo 510 de Código Penal.

Anuncios

Además, la organización, ha pedido al Consejo Superior de Deportes que aplique el código disciplinario de la UEFA. 

Cada día se repiten más este tipo de actuaciones por parte de los seguidores de los equipos y, parece que, las campañas en contra del #Racismo en el deporte no son suficientes. El respeto debería encontrarse tanto dentro como fuera del campo y esto, sin duda, ensucia la imagen del mundo del fútbol. #Champions League