A priori, era un partido de infarto y cumplió el pronóstico. Chelsea y PSG protagonizaron en Stamford Bridge un duelo por todo lo alto. El 1-2 final repite el resultado de la ida y presenta a los galos como candidatos al título.

El gol de Rabiot (16’) para los parisinos parecía decantar la eliminatoria: iban por delante en el marcador, dominaban el juego y estaban más cómodos con el balón en los pies. Hazard y Diego Costa ponían en algún apuro a Trapp pero cada vez que el área inglesa era merodeada por Ibrahimovic, Di Maria o Moura, los aficionados locales tenían el corazón en un puño.

Pero como los galos no aprovechaban sus ocasiones, Diego Costa, del que se decía que estaba tocado, sí la aprovechó.

Anuncios
Anuncios

Le llegó el balón en el área, regateó a Thiago Silva y batió a Trapp (27’). El gol no dio muchas alas a los locales, el PSG seguía teniendo las ideas más claras y más tranquilidad porque seguían teniendo dos goles de ventaja para no caer eliminados.

Solamente el paso de los minutos debilitaban a los pupilos de Laurent Blanc. El descanso les vino muy bien pero también fue positivo para el Chelsea.

 Los blues salieron con ganas. Estaban a 45 minutos de meter un gol que no les daba el pase pero que tampoco les eliminaba. Lejos de especular, ambos equipos mantuvieron una mentalidad ofensiva después de la reanudación. El gol podía caer para cualquiera. El Chelsea durante unos minutos cogió la batuta, en cierto modo porque el PSG se lo permitió para salir a la contra. Y es cuando el partido se convirtió en frenético.

Anuncios

Un gol cambiaba los planes.

Por eso los londinense se deprimieron al ver que el minuto 60 Diego Costa, que había sido el mejor, se marchaba lesionado. Y la depresión se convirtió en decepción con el gol de Ibrahimovic. El Chelsea necesitaba tres goles pero el PSG cogió el balón, empezó a dormir el partido, su rival dimitió y permitió que los franceses se gustaran con pases increíbles y remates imposibles.

La eliminación del Chelsea deja como únicos ingleses en Champions al Arsenal (perdió 0-2 en su casa contra el Barcelona) y al Manchester City (ganó 1-3 en campo del Dinamo de Kiev). El PSG es el único francés.

Benfica, por los pelos.En la otra eliminatoria, el tíquet para los cuartos se lo ganó el Benfica que ganó 1-2 en campo del Zenit (1-3 en el general). Los rusos dominaron y apretaron mucho todo el partido pero no se adelantaron en el marcador hasta la segunda mitad gracias Hulk (69’). Parecía que el partido iría a la prórroga pero los lusos cambiaron el destino. El argentino Gaitán igualó el choque en el 85’ y, con el Zenit volcado, el ariete brasileño Talisca hizo el 1-2 en el minuto 96.

Benfica y PSG se unen a Wolfsburgo y Real Madrid. La semana próxima, otros cuatro equipos conseguirán su billete. #Fútbol #Champions League