Una más en El Álamo. Los San Antonio "Spurs" lograron su 40º victoria consecutiva en el AT&T Center, siendo la 31º seguida esta temporada, igualando el récord que tienen los Boston Celtics en la temporada 1985/1986. Lo hicieron contra unos Chicago "Bulls" (109-101) que pelearon hasta el final, y que, a pesar de ir por detrás en el marcador desde el primer cuarto dejaron muy buenas sensaciones. Aún así la baja de un jugador como Jimmy Butler pesa mucho y las pérdidas, 21 en total (7 de Pau Gasol), terminaron por sentenciar a los de Hoidberg y pierden el octavo puesto del Este en favor de Detroit. Con esta derrota son 8 seguidas las que llevan los de Rose y compañía fuera de casa, algo que no se veía en 6 años en los Bulls.

Anuncios
Anuncios

Hay que decir que asaltar el fortín del Álamo es casi imposible, y es que todavía ningún equipo lo ha logrado esta campaña. Pero no todo van a ser malas noticias en los pupilos de Fred Hoidberg. Jugadores como Etwan Moore y Justin Holiday dieron un paso adelante y demostraron que se puede contar con ellos, y que jugando así y cuidando más el balón, los Bulls deberían poder ganar a muchos equipos de la NBA. Lo que ya es más complicado es meterle mano a unos Spurs que empezaban muy serios el partido con Kawhi Leonard en modo MVP (29 pts, 7 rebotes). El alero comenzaba con un 5/5 en tiros bien secundado por LaMarcus Aldridge (26 pts, 10 rebotes, los llamados a ser el relevo generacional de Duncan y Ginobili ya son los más determinantes de su equipo. A pesar de esto, Chicago se mantenía por debajo del +10 en contra gracias a los triples, en especial de Moore y Holiday, y al rebote.

Anuncios

Así se llegaba al descanso, con la sensación de que San Antonio había pegado dos buenos arreones que suelen dejar K.O a la mayoría de equipos pero que los Bulls aguantaban con mano firme.

El tercer cuarto arrancaba de igual manera, con una dirección magistral de Tony Parker (20 pts, 12 asistencias), los de Popovich intentaban irse en el marcador pero los Bulls, pegados cual lapa, se aferraban al electrónico con un gran Pau Gasol (21 pts, 12 rebotes) y un Derrick Rose (21 pts, 6 asistencias) que en algunas penetraciones recordaba a ese jugador que fue MVP de la Liga Regular. Se llegaba al último cuarto con 74-84 a favor de los locales, Chicago quería acercarse pero las numerosas pérdidas les iban poco a poco alejando de los Spurs. La victoria parecía que acabaría cayendo por su propio peso del lado de los texanos, y así llego después de un parcial de 8-0 que culminaba Danny Green con un mate a lo Zach Lavine. En ese momento los de Fred Hoidberg, que veía además su primera técnica de la temporada, bajaban los brazos y acababan sucumbiendo, como todos los que van al AT&T Center esta temporada, al dominio aplastante de un equipo que te gana por inercia.

Anuncios

De todas maneras, jugando como lo han hecho esta madrugada los Bulls, deberían poder asegurar los Playoffss sin problema. Y mientras tanto los Spurs siguen disfrutando en casa, (no pierden desde el 12 de marzo de 2915 frente a los Cavaliers) y los aficionados esperamos esa ansiada visita que aún tienen que hacer los Warriors. El partido también tuvo el debut con la camiseta de los Spurs de Kevin Martin, ex-jugador de Minnesota, Houston, Sacramento y Oklahoma y que firmó por los de Gregg Popovich como agente libre el pasado miércoles. Un tirador con experiencia que puede ayudar a los de San Antonio en su intento de derrocar a los Warriors. #Baloncesto #Mas deportes