"Les dije que salieran furiosos al campo y así fue". Con estas palabras resumió Klopp la actitud del Liverpool en la tarde de ayer en Anfield. Tan solo tres días después de haberse visto las caras en la final de la Capital One, Liverpool y Manchester City volvían a enfrentarse, esta vez, en liga. Ambos tenían mucho en juego. Los de Pellegrini seguir la estela de los de arriba y continuar con opciones de hacerse con el título doméstico. Los Reds, el orgullo y las ganas de venganza tras lo ocurrido en Londres. 

Desde el primer minuto se vio rápidamente una actitud diferente al Liverpool. Más agresivos, presión continuada y más control del balón.

Anuncios
Anuncios

Todo lo contrario que su rival. El City parecía seguir en Londres celebrando el título. Estaban aletargados, sin ganas, como si no se jugasen nada en el partido.

El técnico alemán introdujo hasta cinco cambios respecto al pasado domingo. Origi fue la referencia en ataque escoltado por Firmino en la media punta. Flanagan fue otra de las sorpresas del once. El joven lateral volvía a la titularidad tras casi dos años debido a su importante lesión. Ocupó el lateral derecho, desplazando a Clyne al izquierdo en detrimento del Alberto Moreno, blanco de todas las críticas tras sus errores de la final. Pellegrini, en cambio, no introdujo demasiadas variaciones. Jesús Navas ocuparía la banda derecha sin apenas realizar desborde alguno como acostumbra el andaluz. Agüero sería el delantero elegido por Pellegrini.

Anuncios

Perdió todos los duelos con Kolo Touré y fue incapaz de ver portería.

Apenas transcurrido el ecuador de la primera parte, Adam Lallana con un disparo lejano sorprendería a Joe Hart haciendo el primero de la noche. Ya casi al borde del descanso Milner anotaría el segundo para los Reds. Ya en la segunda parte Firmino sería el que pondría el tercero en el electrónico tras una gran jugada perfectamente trazada.

Con este resultado el Liverpool se acerca ligeramente a los puestos europeos y el Manchester City se descuelga de sus máximos rivales en la lucha por la Premier League. #Fútbol