¿Sigue el Leicester siendo candidato al trono? Es la pregunta que se hacen muchos en tierras inglesas. Mientras en España por la parte alta de la tabla se pelean Barça, Atlético de Madrid y Real Madrid, en Inglaterra desde luego las casas de apuestas han encontrado en el Leicester City un punto fuerte y débil para los apostadores y aventureros de los números. De hecho, puede hacerle ganar el premio de su vida a un aficionado que puso sobre la mesa nada más y nada menos que 5 libras, en estado ebrio. Toda una historia de ficción, merecedora de ser contada.

Arsenal 1-1 Leicester City

En el presente mediodía, el equipo revelación del campeonato inglés esta temporada, es decir, el ya más que conocido Leicester City, aspirante claro al trono de la Premier League, ha empatado a un gol en el partido que le ha enfrentado al Arsenal de Wenger, que se pone a solo dos puntos del equipo de Ranieri.

Anuncios
Anuncios

Pintaba todo muy bien en San Valentín para el equipo de Vardy, que se adelantaba con un gol suyo de penalti precisamente. Poco a poco el partido fue decantándose para el Arsenal. Los gunners acosaron literalmente la portería del Leicester hasta, definitivamente y en el último minuto (fuera incluso del tiempo de descuento establecido), los tres puntos se quedasen en el Emirates Stadium.

Gris partido de Özil, pero tremendo partido de su acompañante en el medio del campo, Ramsey. En el Leicester hay que destacar la tarjeta roja que recibió Simpson en los primeros compases de la segunda parte. Dicha y mencionada tarjeta perjudicaría muy mucho al "Lester", que terminó encerrado en su campo poniendo el autobús en su portería, con un tremendo Schmeichel.

Mahrez fue sustituido con media hora de encuentro por delante y los Foxes perdieron pólvora en ataque.

Anuncios

Vardy quedó naúfrago sin su mejor compañero en punta y el equipo apostó por defender el resultado. Estrategia que, para decepción de muchos, funcionó hasta el descuento, cuando el partido ya agonizaba y Welbeck, que acaba de salir, enganchó con la cabeza un centro de Özil que confirmaría la remontada de los de Wenger, todo un partidazo.

Siguiendo el ejemplo del Atlético de Simeone

Quedan doce partidos, ni uno más ni uno menos. Doce finales como dirían muchos entrenadores, pero uno en especial, Diego Pablo Simeone. Lo que está haciendo esta temporada el Leicester es admirable, hazaña equiparable a la que logró el Atlético el año que, casi sin quererlo y sin hacer mucho ruido, llegaba a abril clasificado para las rondas finales de la Copa del Rey, ganaba la Liga BBVA y alcanzaba la final de la Champions League.

El tiempo y las doce finales que quedan serás las que depararán si el Leicester merece con justicia ser campeón o si, por otro lado, habrá que esperar otra temporada más para que cambie, que lo está haciendo poco a poco, el trono en la Premier League. #Fútbol #Mas deportes