Si hay un hombre polémico en el mundo del #Fútbol es Neymar Santos Sr., padre del actual delantero del Fútbol Club Barcelona, Neymar Jr., y si se ha ganado esa fama es gracias a situaciones como la vivida esta madrugada en Barcelona.

Eran cerca de las 1:30 horas de la madrugada, cuando a la salida de una discoteca donde supuestamente el astro brasileño celebraba con sus amigos y familiares su 24 cumpleaños, la prensa interceptó al padre del jugador. Éste, incómodo, increpó a la prensa pidiéndoles respeto, mientras los periodistas de Barcelona decían que querían felicitar a su hijo.

La presencia de las cámaras no parecía gustarle al padre del brasileño, que se encaró con algunos periodistas, para posteriormente grabarlos y tomarles fotografías con su móvil, dándose la vuelta varias veces antes de subirse en un coche.

Anuncios
Anuncios

Incluso, un periodista intentó obtener alguna declaración acerca de los rumores que sitúan a Neymar en el Real Madrid a cambio de una cifra que rompería todos los récords, sin embargo, éste solo le sugerió que se buscase un trabajo.

Sin embargo, el altercado llegó a mayores más tarde, cuando el padre de Neymar volvió a encontrarse con la prensa, a los que nuevamente grabó con el móvil, diciendo que quería guardar bien esas fotos. Al parecer, el brasileño acercó demasiado su teléfono móvil a la cara de uno de los periodistas, que respondió intentando apartarlo, lo que causó un gran enfado en Neymar Sr., muy enfadado por el hecho de que le hubiesen tocado.

El brasileño, enajenado, según las imágenes tomadas, apartó de un manotazo unas cámaras, y, tras discutir con los periodistas que le decían que no le habían tocado, acabó rompiendo varios de los artefactos, e incluso lanzando una de las cámaras por encima de una valla.

Anuncios

Estas imágenes fueron tomadas por periodistas de Mediaset, cuyas cámaras sobrevivieron, y emitieron en su programa de deportes de la tarde, Deportes Cuatro. Sobre estas imágenes, el entrenador del Barcelona, Luis Enrique, fue preguntado si Neymar tenía permiso para estar en una discoteca bien entrada la madrugada, ante lo que el técnico culé no quiso responder.

¿Fue este episodio otro ejemplo de la excesiva presión de la prensa a los relacionados con el mundo del fútbol?, ¿o se trata de un nuevo despropósito del polémico brasileño? #FC Barcelona #Champions League