El piloto español Roberto Merhi fue una de las sorpresas de la pasada temporada de #Fórmula 1. Sin embargo, parece que los éxitos del español no van a volver a repetirse.

Y es que, a no ser que haya algún cambio de última hora, el castellonense se ha quedado sin asiento de cara a la próxima temporada. Sus últimas esperanzas se encontraban en el equipo Manor, que aún tenía una plaza vacante para la temporada 2016, pero recientemente ha confirmado que ese sitio será para el alemán Pascal Wehrlein, que debutará de esta manera en la categoría reina del automovilismo internacional. Merhi se queda, por lo tanto, sin ningún equipo con el que competir de cara al próximo año.

Anuncios
Anuncios

Quedan dos pilotos españoles en Fórmula 1

Ahora que Merhi parece haberse quedado fuera, las esperanzas españolas en la Fórmula 1 se mantienen con Fernando Alonso y Carlos Sainz. Uno representa la juventud y el futuro y el otro quedará en la memoria de todos los españoles por sus triunfos en años pasados.

El hecho de que al menos Sainz sí que parece que va a continuar nos asegura que Alonso tendrá un relevo generacional necesario para un piloto al que probablemente ya no le queden demasiados años en la élite.

Los patrocinadores, el gran problema de Merhi

Muchos se preguntarán por qué Roberto Merhi no ha conseguido un asiento para la próxima temporada si sus resultados este primer año han sido bastante buenos.

La realidad es dura pero bastante simple: es una cuestión de dinero.

Anuncios

El piloto español no ha conseguido patrocinadores que apuesten por él, y esto ha hecho que Manor opte por dejarle fuera.

En Fórmula 1, no siempre los mejores pilotos son los que consiguen llegar a lo más alto, sino simplemente los que consiguen un patrocinio más fuerte que le hagan estar dentro.

Pastor Maldonado también se queda fuera

El de Roberto Merhi no es ni mucho menos el único caso de un piloto de prestigio que se ve obligado a abandonar la Fórmula 1 por no tener un patrocinador. Este mismo año, Pastor Maldonado también se ha quedado sin asiento por motivos similares.