Pintaba la tarde bien para los de Zinedine Zidane, que jugaban en casa, ante su afición, teniendo así una oportunidad perfecta, o casi perfecta, para remontar puntos en la pelea por el trono de la #Liga BBVA, del cual de momento es dueño y señor el F.C. Barcelona de Luis Enrique, Leo Messi, Neymar Jr. y compañía.

Sin embargo, lo único que han sacado del partido que han jugado hoy es la sensación de haber tirado, ahora sí que sí, la competición doméstica a la basura. Pocos trenes van a pasar de ahora en adelante y hasta que la temporada toque a su fin.

Comentaba en la previa del encuentro que el "efecto Zidane" volvía hoy a ponerse a prueba.

Anuncios
Anuncios

Pues bien, James Rodríguez ha salido pitado al ser sustituido por un Jesé antónimo al que vimos en Roma, la defensa del merengue ha vuelto a mostrar ciertas lagunas, Luka Modrić ha demostrado ser mortal e imprescindible en la creación del juego blanco, Lucas Vázquez está desaparecido, y Cristiano Ronaldo ha estallado en zona mixta, compruébenlo ustedes mismos.

Volvamos al partido, el Atlético de Madrid vuelve a ganar en el Santiago Bernabéu y ya es la tercera vez que lo hace consecutivamente, casi nada. Además, Gabriel Fernández (Gabi) ha cumplido con creces en la sala de máquinas de los de Simeone en su partido número 300 con la elástica rojiblanca puesta y el escudo del oso y el madroño al pecho, felicidades.

Augusto Fernández era elegido por Simeone para ser de la partida después de un mes inactivo por una lesión de rodilla y Giménez volvía a formar pareja defensiva junto a un Diego Godín imperial.

Anuncios

Carrasco y Tiago Mendes siguen lesionados pero hoy no se les ha echado mucho de menos, suplidos a la perfección por Saúl Ñíguez en el caso del portugués y el belga por el mencionado Augusto.

El esquema de Diego Pablo Simeone era claro, no my lejos de lo que viene haciendo los derbis pasados. A pesar de que el #Real Madrid a la contra es mortal, Simeone apuestó por salir rápido en ataque y una defensa férrea e inexpugnable, respaldados por un Jan Oblak espléndido.

En la primera parte la posesión fue para el equipo local, pero las oportunidades fueron para los visitantes. Aún así, el Real Madrid tuvo las suficientes como para ponerse por delante e inaugurar el luminoso. Pero el gol no llegó. Los jugadores blancos se desesperaban ante el muro defensivo que había edificado el Atlético en su campo. En los últimos minutos del primer periodo Griezmann (que luego sería algo más que protagonista) y Koke pondrían a prueba a Keylor Navas, que respondería bien a dichos ataques rojiblancos.

Hasta la segunda parte no llegó el gol. De un saque de banda nació el gol.

Anuncios

La pasividad de algunos jugadores de blanco contrastó con la velocidad y las ganas de los atacantes rojiblancos, que firmaron un tratado de gol. Griezmann para Filipe, Filipe devuelve a Griezmann y como Varane y Ramos, ellos sabrán por qué, se inhibieron de su marcaje, el galo no tuvo más remedio que batir a Keylor Navas, que a pesar de estar bien situado poco pudo hacer como respuesta al remate del '7' colchonero. Además, Torres estaba sólo en el área, demostrándose así una vez más que el Real Madrid tiene deberes pendientes

Así las cosas, el Real Madrid se distancia del Atlético en unos cuatro puntos, despidiéndose de manera casi ya definitiva de la Liga BBVA. Tiene pinta de que será Bruce Springsteen el más aplaudido este año en el Santiago Bernabéu. De momento el grito es casi unánime: "Florentino dimisión". #Fútbol