Sin lugar a dudas, el partido rey de esta jornada es el que tendrá lugar el sábado en el Santiago Bernabéu, que enfrentará al Real Madrid contra uno de sus eternos rivales: el Atlético de Madrid. Con motivo de la celebración del derbi, el que fuera capitán madridista y actual Country Manager de LaLiga ha dejado reflejadas en la página web de la entidad para la que trabaja las sensaciones que en su día vivió como jugador.

Según Raúl, cada derbi era especial por la rivalidad entre los dos equipos de la ciudad de Madrid, por lo que significa para ambas aficiones y por lo que implica ganar y perder y que lo estén recordando hasta los dos o tres siguientes días.

Anuncios
Anuncios

"Así de bonito y de duro es el #Fútbol", reconoce.

El ex futbolista recuerda que cada vez que miraba a la grada, el público le transmitía su pasión a través de sus ánimos y de sus gritos, lo cual le hacía sentir que estaba viviendo "algo especial que jamás se olvida".

Pasado atlético y símbolo madridista

Raúl nació en el seno de una familia de tradición atlética y llegó a jugar en las categorías inferiores del Atlético de Madrid. Sin embargo, el entonces presidente colchonero, Jesús Gil, decidió prescindir de la cantera, por lo que el #Real Madrid atacó y se lo acabó llevando. Tiempo después, el Atlético quiso recuperarlo, pero Jorge Valdano lo convenció para que se quedara prometiéndole que en dos años estaría disputando amistosos con el primer equipo. Tres meses tardó en jugar en Primera.

Anuncios

Desde aquel 29 de octubre de 1994, Raúl tiene metido en el bolsillo a todo el corazón del madridismo ya que durante 16 temporadas ha defendido la camiseta del Real Madrid con entrega, sacrificio y récords. A pesar de haber dejado de trabajar para la entidad blanca en 2010, siempre ha seguido teniendo vinculación con el club y, entre otras tantas cosas, estuvo en Lisboa para celebrar la Décima con los entonces hombres de Carlo Ancelotti.

Su primer gol, al Atlético

Si hay un derbi que quedará para siempre en la memoria de Raúl González así como en la de sus seguidores, ese es, sin duda, el Real Madrid-Atlético de Madrid de la temporada 94/95, pues allí en el Bernabéu fue donde Raúl se estrenó como goleador de Primera División. "Fue algo inolvidable y que recuerdo con mucho cariño. Todos sabíamos que esos partidos eran algo más que una victoria y los tres puntos en la clasificación", asegura.

El derbi en Estados Unidos

Como embajador de LaLiga en Estados Unidos que es actualmente, Raúl verá el próximo Real Madrid-Atlético de Madrid desde su casa de Nueva York. Según sus palabras, "aquí en EEUU, cada vez más gente sigue con interés el derbi madrileño. Es un enfrentamiento histórico y que representa al fútbol español a nivel internacional". #Liga