El fútbol, desde el punto de vista del aficionado, es un juego o un modo de vida. Las personas necesitan creer en algo y este deporte permite soñar y ver a los jugadores como héroes. Está claro que este deporte tiene una fuerte relación con la psicología, como la mayor parte de los deportes. Aunque este en concreto tiene gran repercusión en el mundo, sin saber a ciencia cierta porqué.

El fútbol es como tal una pasión y religión. Es capaz de concentrar a 60.000 personas en un estadio y a varios millones frente al televisor. Todos vibran de emoción a la vez y endiosan a los jugadores, en lo que puede llegar a parecer una especie de culto.

Anuncios
Anuncios

La mayoría de estos fanáticos tienen sentimientos de felicidad o tristeza vinculados con la victoria o derrota del equipo en el partido. El conflicto nace cuando dicho sentimiento pasa de la experiencia vicaria a la acción real. Puede derivar en violencia, que desemboca en barbaries como los asesinatos de Aitor Zabaleta y Manuel de Ríos.

Aunque hay que remontarse a las Olimpiadas de Grecia para entender la evolución de los hábitos y la personalidad en relación con el fútbol. Dichas olimpiadas eran consideradas una preparación para la guerra, muchos atletas eran soldados y la práctica del deporte representaba un entrenamiento. Tal vez esto tenga algo que ver con la expectación que genera este deporte, que a veces se convierte en una verdadera confrontación entre países.

Por no olvidar, la última y puede que más importante de las facetas de este deporte, la parte económica.

Anuncios

El fútbol es una industria dirigida por empresarios que buscan beneficios. Consiguen una gran expectación presentando los Mundiales de fútbol como algo grandioso. Detrás se esconden los intereses de diversas empresas que lo monopolizan. Se utiliza, además, a los futbolistas como iconos, mitos generadores de moda como David Beckham.

Los empresarios vieron en el fútbol un nuevo producto de mercado. Y esto es lo que tiene el fútbol que no tienen otros deportes. Es un negocio para empresas y dirigentes, que tiene alcance al mundo entero. El mundo del fútbol cuenta con patrocinadores y grandes multinacionales, que se publicitan gracias él. Pueden utilizar los derechos televisivos de retransmisión como medida para difundir su imagen de forma mundial. Cosa que no consiguen otros eventos deportivos. #Mas deportes