Una vez terminada la 105 edición del primer Grand Slam de la temporada, podemos hacer balance del mismo y asistir al encumbramiento del actual número 1 en su torneo favorito. El serbio de 28 años ha conseguido alzarse con su sexto título en este prestigioso torneo, igualando a Roy Emerson con 6 títulos en Melbourne Park, dos más que históricos como Andre Agassi, Roger Federer, Jack Crawford o Ken Rosewall y tres más que James Anderson o Mats Wilander entre otros.

Para alcanzar su primer objetivo de la temporada, tuvo que trabajar de lo lindo dejando en la cuneta a jugadores de la talla de Roger Federer (6-1 / 6-2 / 3-6 / 6-3 en semifinales) y de Andy Murray (6-1 / 7-5 / 7-6 en la final), no sin antes desprenderse de jugadores como Chung, Halys, Seppi, Simon (él cual fue el único en ponerle en serios aprietos llevándole al quinto set de su partido en octavos de final) o Nishikori.

Anuncios
Anuncios

Con un juego de fondo muy sólido, subiendo a la red a rematar los rallys más duros y prolongados y apoyándose en un saque que no sin trabajo ha conseguido mejorar de la mano de Vajda y Becker, el número 1 se ha vuelto imparable. Si a todo esto le sumamos que su físico es extremadamente sobrenatural y sus capacidades mentales estratosféricas, tenemos como resultado al que posiblemente, bajo mi humilde opinión, se convertirá en el más grande de la historia. Hoy día no hay quien le pare y tiene pinta que asistiremos otro año más a un monólogo tenístico por parte de ¨Djoker¨ y es que el serbio mantiene su buena línea que comenzó en 2015. La que muchos han denominado como ¨la mejor temporada de la historia del #Tenis¨, y la cual no parece terminar en diciembre, sino más bien, parece que simplemente tomó unas mini vacaciones para poder ver a su hijo recién nacido Stefan.

Anuncios

¿Será capaz de ganar los 4 grandes en 2016? ¿Será capaz de superar los 14 y 17 grandes de Rafael Nadal y Roger Ferderer respectivamente? ¿Llegará a ser el mejor de la historia?

Preguntas sin respuesta, que con trabajo, paciencia y tiempo desvelaremos poco a poco, pero si las lesiones respetan su carrera deportiva, es más que probable que llegue a ser, lo que a día de hoy es el mago Roger Federer. #Deportes Madrid