Un buen día Courtois hizo las maletas y puso rumbo a Londres para ponerse la camiseta del Chelsea, entonces entrenado por José Mourinho. El Calderón lloró entonces la marcha de un portero que, consiguiendo hasta en tres ocasiones seguidas el Premio Zamora, había hecho historia con el escudo del Atlético en el pecho.

Y entonces llegó él. Jan Oblak, 23 primaveras (por entonces 22), pelo castaño liso, 83 kilos, 186 centímetros de altura, 16 millones de euros de precio y cara de niño bueno (y lo sabes...).

El meta, internacional con su país, llegó al Atlético de Madrid desde el Benfica (Portugal). Comenzó su etapa a orillas del Manzanares en silencio, apenas sin hacer ruido.

Anuncios
Anuncios

De hecho, ni siquiera jugaba. Moyá se había ganado la confianza de Simeone y el esloveno tenía un sitio fijo en el banquillo. Así las cosas, en su debut con los rojiblancos encajó tres goles. Parecía que peor a el portero más caro de la historia de La #Liga no le podía ir. Lo bueno de este tan preciado deporte, es que igual te da calabazas que fresas con chocolate.

Un buen martes de esos que hay #Champions League, y que mejor oportunidad para relucirse, Moyá se lesionó cuando el partido estaba más que igualado. El Bayer Leverkusen trataba de asaltar el Calderón y Simeone no tuvo otra que apostar por Jan. Claro, dicho así parece que el chaval no lo merecía. Pues bien, no sabemos si lo merecía o no, el caso es que, gracias a sus reflejos, el Atlético pasó a la siguiente ronda después de sufrir y quedarse sin uñas en la tanda de penaltis, donde el hasta entonces tan criticado Oblak pararía dos.

Anuncios

El portero, internacional con su país, llegó al Atlético de Madrid, desde el Benfica (Portugal). En su primera campaña como rojiblanco apenas encajó dieciocho goles en los veintiún partidos en los que se calzó las botas, dejando once veces su portería a cero.

Esta campaña, incluso se ha mostrado más seguro. Es el Zamora actual (once goles en veintitrés partidos) y en Champions ha encajado apenas tres tantos, por lo que su prestigio a nivel europeo es también destacado, siendo incluso comparado con los mejores, lo que ha propiciado, entre otros factores, el blindaje rojiblanco. De hecho, el Manchester, ante la supuesta salida de De Gea el verano pasado, intentó su contratación.

Hace días que la FIFA dio a Real Madrid y Atlético la cautelar, sin embargo, desde los despachos del Calderón no quieren dejar escapar ninguna pieza importante, por aquello de no tener que peinar el mercado en busca de un sustituto.

Es fundamental en el sistema de Simeone y tiene buena parte de culpa, además de la efectividad de la defensa rojiblanca, de que el Atlético cabalgue segundo en Liga y en apenas una semana dispute los octavos de la Champions League, aquella que le vio nacer.

Anuncios

En el Atlético saben que el portero es feliz. Renovado ya hasta 2021, Jan sólo tiene que seguir mostrando su cara de niño bueno, parar algún que otro penalti y estirarse hasta donde otros no llegan. Pero eso es únicamente si en su cabeza está ser de los mejores porteros del mundo. #Deportes Madrid