José #Mourinho se encuentra sin equipo tras ser destituido del Chelsea a mitad de temporada después de que pasara de ganar la Premier a quedar un punto por encima del descenso. Las preguntas sobre su futuro más próximo son frecuentes cada día y aunque en una entrevista concedida a la cadena británica Sky Sports reconoce que en el #Fútbol profesional uno nunca sabe dónde puede acabar, Mou asegura que seguirá en Londres, más que nada, porque sus hijos ya son mayores (19 y 16 años respectivamente) y necesitan una estabilidad.

Sobre la posibilidad de volver a entrenar en España, el técnico luso descarta la idea porque en su opinión, necesita competitividad.

Anuncios
Anuncios

"En España estaba en un equipo magnífico, pero tenía cuatro partidos al año: Madrid-Barça, Barça-Madrid y el resto los ganábamos 4-0, 5-0, 4-1, 6-1. Era complicado ganar porque se juntaban dos monstruos, pero era sencillo imponerse en el resto de partidos. Fui campeón con 100 puntos y perdí una Liga con 91", expone.

Desigualdad o desprecio

No hay rueda de prensa en la que entrenador y jugadores (independientemente del equipo de sean) repitan hasta la saciedad que "no hay rival débil". Sin embargo, cada club tiene sus propias expectativas y sus hombres son conscientes de hasta dónde pueden llegar. De hecho, en el Atlético de Madrid siempre prefieren ser prudentes y afirmar que ellos compiten con equipos como el Sevilla o el Valencia y su lucha es por conseguir la tercera plaza. En cuanto a la mayoría de los equipos, la aspiración más realista se basa en la salvación.

Anuncios

Mourinho se salta las reglas de lo políticamente correcto y no es la primera vez que lo hace. Cuando llegó a Madrid en 2010, entró para sustituir a Manuel Pellegrini, el cual acabó en el Málaga. En ese momento, el portugués afirmó que en caso de abandonar el Real Madrid, no sería para entrenar a un equipo como el malacitano y tanto Pellegrini como los aficionados boquerones lo tomaron como una falta de respeto.

Las palabras de Mou vuelven a abrir el eterno debate sobre la Liga de dos y la desigualdad entre Barça y Madrid y el resto así como la dualidad Cristiano Ronaldo-Messi sobre los demás jugadores, cuestiones que no sientan nada bien ni a los equipos modestos ni a los aficionados.

La Premier en Europa

La Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS) considera la Premier como la liga más fuerte de la última década, aunque en competiciones europeas no destaca precisamente por su fortaleza. La última vez que ganó la Champions un equipo inglés fue en 2012. Fue el Chelsea, que un año después ganaría la Europa League.

Anuncios

La pasada temporada, Inglaterra se quedó sin representantes a partir de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Por su parte, la Liga lleva dos años consecutivos dominando tanto la Europa League como la Champions. Esta temporada, España ha sido el país que más equipos ha tenido disputando la fase de grupos: Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid, Valencia y Sevilla. Los tres primeros retomarán la máxima competición europea a partir del 17 de febrero.