Hoy día, todo padre, sueña con tener en casa el futuro Nadal, Gasol o Messi; pero, ¿qué es necesario para que nuestros hijos sean tan buenos como los mencionados anteriormente?

8 Características físicas y mentales nos ayudarán a conocer si nuestros hij@s están destinados a ser deportistas de élite o no. Evidentemente, todas estas características, trabajadas cuidadosamente y siempre por profesionales del deporte, pueden dar lugar a que su hij@ pueda tener una oportunidad en el mundo del deporte.

De sobra conocida es la frase ¨Tienen un físico privilegiado¨. Hasta cierto punto, esta frase, tiene su lógica. Evidentemente, si a su hij@ le gusta el baloncesto, y es de los denominados ¨bajitos¨ sus posibilidades disminuirán notablemente, aunque no por ello, habrá perdido todas sus posibilidades.

Anuncios
Anuncios

Calvin Murphy, Basketball Hall of Fame, medía 1,75 m (5 pies y 9 pulgadas), por ejemplo. Spud Webb (1,68 m), participó y ganó el concurso de mates de la NBA en 1986.

Con esto quiero decir, que todos tenemos nuestras limitaciones físicas y qué con trabajo, podremos ser lo que queramos. Para ello entra en juego la segunda de las claves básicas para descifrar si nuestro hij@ será deportista de élite. Ese segundo pilar es la motivación. Perseverancia, trabajo duro, insistencia, fuerza mental, son algunos de las características que nuestros hij@s demostrarán si realmente quieren llegar a lo más alto

Una personalidad fuerte, unida a la necesidad de aprender y mejorar a cada instante, siendo responsable en cada momento en todos los aspectos de la vida, facilitarán notablemente el desarrollo del niñ@ como deportista de élite, así como, humanamente, aparte del potenciamiento del bienestar pleno del jugador.

Anuncios

Mucho trabajo de fondo sobre aspectos innatos de los deportistas, teniendo en cuenta que la suerte influye en un 100% de los casos sobre todo en temas relacionados con las lesiones.

Optimismo y un trabajo psicológico adecuado podrán hacer de su hij@ ¨una roca¨. Está comprobado que un jugador que se divierte practicando un deporte, sabrá sobreponerse fácilmente a circunstancias negativas que se puedan dar a lo largo de la competición, tales como cambios de entrenador, malos arbitrajes, partidos complejos, etc…

El 90% de los padres, decide apostar todo a una carta habitualmente, y esa es la carta del deporte, puesto que, si su hij@ destaca en edades tempranas, se hace incompatible en muchos casos la vida del deportista con la vida del estudiante. Este es el error más claro que puede cometer el padre. Está claro que la edad y la precocidad estarán relacionadas con la cantidad de éxitos que podrá lograr su hij@ en un futuro, pero ¿Qué sucedería si su hij@ no llegase a nada después de tanto esfuerzo y de haber abandonado la escuela? En muchos casos, deportistas de élite, han tenido que dejar su profesión por lesiones graves y se han visto con una mano delante y otra detrás.

Anuncios

Y aunque, no hayan tenido que dejar su deporte. Está comprobado que sólo 1 de cada 16.000 deportistas es capaz de vivir de su deporte.

Mi recomendación para los padres siempre es la misma y suele ser muy simple, ¨dejen que sus hij@s disfruten del deporte; que lo vean como una vía de escape para salir de su rutina de estudio; que hagan muchas amistades dentro del mundo del deporte, ya sean rivales o compañeros; y por supuesto, que aprendan los hábitos de conducta, respeto, responsabilidad, compañerismo, generosidad, Disciplina, Orden, trabajo, sin dejar de lado todas las habilidades sociales tales como el liderazgo, la empatía, la comunicación y el más importante, la humildad, que tan beneficiosos serán en un futuro para sus vidas cotidianas¨. #Deportes Madrid