Cuando Bale firmó por el #Real Madrid llegaba como un jugador del nuevo siglo: portentoso, con velocidad, regate y gol. Era el futuro de Chamartín y así fue presentado cuando aterrizó en la ciudad de Madrid. La alta suma que pagaron para traerlo habla de la apuesta que hicieron por él. 

Desde la temporada pasada (su segunda) el jugador no ha podido desarrollar al completo sus habilidades, en la primera fue fundamental para lograr la Décima y una Copa del Rey, pero el año anterior vivió una de sus peores temporadas en el fútbol profesional, al comenzar se comprometió a levantar su nivel y en cierta forma al verlo jugar en la reciente campaña, apuntaba que sería el renacer del galés pero las lesiones le han impedido continuar con el gran momento que vivía. 

Esta lesión llegó en el momento menos deseado, Gareth Bale estaba contando con minutos, comenzaba a ser figura y era fundamental en el planteamiento de su nuevo entrenador, Zidane le estaba dando libertad y cada fin de semana lograba mejores actuaciones pero esta nueva lesión lo mandó al dique seco. 

Todo apuntaba que este fin de semana podía regresar a las canchas, aunque fuera en el banquillo frente al Athletic, hoy en día está descartado para este próximo encuentro y difícilmente aparezca antes del regreso de la Champions, esta recaída imprevista ha levantado las alarmas en la enfermería blanca, ya que por ahora se desconoce el tiempo que pueda llevar esta nueva recuperación. 

Tras su sexta lesión en el sóleo hace recordar a un jugador que precisamente ya pasó por la casa blanca, su nombre es Arjen Robben, el holandés es un jugador que parecía no tener techo pero por desgracia las lesiones no lo dejaron explotar su talento, sus temporadas en el Madrid fueron su peor momento y apenas pudo contar en algunos juegos, lo que hizo que los merengue lo traspasaran al Bayer donde ha tenido sus mejores momentos pero sin olvidarse de sus lesiones. 

Ahora Zidane tendrá que pasar febrero sin Bale, seguro el colombiano James ocupará su sitio en el once, otro jugador excepcional pero que no pasa por un buen momento, sin embargo parece que cada fin de semana agarra un nuevo aire, la próxima semana tendrán una prueba de fuego, regresa la Champions y tendrán que ir a Italia a enfrentar a la Roma lo que será una verdadero reto para este nuevo Real Madrid, y por ahora tendrá que estar sin Gareth Bale.

Anuncios
Anuncios

#Unión Europea #Casa Real