Cien goles. Esa es la cifra que Fernando celebraba en la tarde de ayer con rabia. Desde que marcase el primero un 3 de junio de 2001, el '9' no ha parado de perforar las redes de los equipos a los que se ha enfrentado de todas las maneras posibles.

Cierto es que, tras su paso por Stamford Bridge, su carácter goleador quedó un poco relegado. Sin embargo, las ganas y el hambre no las ha perdido nunca. Él mismo afirma que se siente como un canterano más, disfrutando de los minutos que tiene y entrenando al máximo cada día, para que Simeone le tenga en cuenta a la hora de elegir once titular.

El Atlético se afianza una jornada más la segunda plaza, por delante del Real Madrid, después de que el FC Barcelona remontase el gol inicial de Koke y se pusiese líder de una frenética liga, tras el último partido que enfrentó a ambos equipos en el Camp Nou.

Anuncios
Anuncios

Una vuelta entera sin marcar

Diecinueve partidos sin marcar encadenaba Fernando Torres. La rabia y la alegría con la que ayer celebraba el tanto lo decían todo. Oportunidades no le han faltado, quizá algo de puntería.

Aún así, y teniendo en cuenta que ingresó en el terreno de juego cuando apenas restaban quince minutos de encuentro, el aficionado rojiblanco puede contar orgulloso que vio con sus propios ojos el gol de toda "una institución" dentro de un club como el Atlético.

Agradecido a Manuel Briñas

Manuel Briñas, su mentor, fue el afortunado que, sin siquiera esperarlo, se lleva a casa la camiseta con la que Fernando Torres marcó su tan ansiado gol.

En declaraciones a Movistar +, el ariete rojiblanco aseguró estar contento y feliz, tranquilo por el futuro y que se toma su segunda etapa en el Atlético "partido a partido, mirando a la semana que viene y esperando ser titular".

Anuncios

Por su parte, Briñas fue entrevistado con posterioridad. A sus 84 años, el que descubrió a Torres afirmaba que era uno de los mejores regalos que había recibido en toda su ya larga vida: "Me iba a mi casa feliz porque había ganado el equipo y porque Fernando había conseguido el gol cien, cuando de repente me golpean por la espalda y era él. Me abrazó y me dijo al oído que este gol lo había marcado yo, que esta camiseta es mía porque yo fui quien le hizo enamorarse de estos colores y que me lo agradecerá toda su vida. Un gol y un día que jamás olvidaré".

Continuidad en el aire

Así las cosas, Fernando podría seguir en la Liga, pero no para jugar en el Atleti, sigue pendiente de una oferta de renovación por parte de la dirección rojiblanca. Tras la sanción de la FIFA su situación se enrareció y, a pesar de que el club colchonero tiene la cautelar (puede fichar en verano), "El Niño" seguro querrá asegurar su futuro, dentro o fuera del club, cuanto antes.

Simeone, como en cada movimiento en el mercado de fichajes, será verdugo o héroe de un delantero que, como todos sabemos, quiere seguir en el club de sus amores. #Liga #Fútbol #Deportes Madrid