Esta noche se celebra en Mestalla a las 21.00 horas la vuelta de la primera semifinal de la Copa del Rey, que enfrentará al conjunto che con un Barcelona en racha que en la ida los goleó por 7-0. La batalla está prácticamente perdida por parte del #Valencia y sus aficionados han dejado de creer en el equipo. Y es que los milagros existen, sí, pero solo cuando se tiene fe.

El diario Súper Deporte en su edición de hoy, 10 de febrero de 2016, muestra en portada las declaraciones del ex presidente valencianista, Amadeo Salvo, acerca de la gestión de Peter Lim. "Se está equivocando en lo deportivo", afirma. Salvo -que fue tachado de estafador por varios aficionados antes de su última rueda de prensa- se aferra al Junts Tornem para apoyar al equipo en esta crisis que está atravesando.

Anuncios
Anuncios

Poca fe en el equipo

Medios de comunicación como El País comparan el partido de esta noche con un funeral a la vez que aseguran que la mayoría de los seguidores han dado la espalda a su equipo. Por su parte, el periodista Toni Hernández justifica este abandono alegando que la afición no se merecer pasar el mal trago que supondrá la vuelta de esta eliminatoria. Hernández califica el partido de hoy como el "más absurdo, duro e innecesario de toda la historia de Mestalla, de toda la historia del club". No se quedan atrás tampoco aquellos que prefieren tomarse dicha situación con sentido del humor:

En juego, la dignidad

La eliminatoria está virtualmente sentenciada, pero eso no significa que el Valencia no tenga motivos para ganar este partido pese a no poder conseguir el pase a la final.

Anuncios

Se trata de una cuestión de orgullo, de salvar el honor y de demostrar que son ciertas las palabras de André Gomes el pasado jueves, cuando recibió los reproches de varios aficionados y contestó: "¿Qué creéis, que no queremos ganar?"

Para el encuentro de esta noche, tanto Valencia como Barcelona apostarán por la cantera. Mientras que Neville va a confiar en nombres como Fran Villalba, Iban Salvador o Charlie Dean, Luis Enrique no contará ni con la MSN ni con el resto de sus habituales, por tanto, los suplentes azulgrana se juegan en Mestalla la confianza de su entrenador.

El Valencia comenzó esta temporada logrando el play-off que le abría las puertas para poder disputar la Champions. Poco a poco, todo empezó a caminar cuesta abajo y sin frenos y ahora, en mitad de temporada, ha tenido que vivir bochornos como el perder frente a recién ascendidos como Sporting de Gijón o Betis y la humillación en Copa del Rey frente al Barcelona. No entraba en sus planes luchar por la salvación, pero la realidad ahí está. #Fútbol