Los hombres de Zinedine Zidane reducen la brecha con el líder de la Liga, el Barcelona, a sólo un punto con Toni Kroos y James Rodríguez también como jugadores estrella del encuentro de ayer entre Madrid y Athletic. Cristiano Ronaldo marcó dos goles en el #Real Madrid, que sobrevivió a un encuentro incómodo y se expulsó a Raphael Varane para despedir al Athletic de Bilbao por 4-2 en el Santiago Bernabéu este sábado.

Ronaldo, con un gol al comenzar el encuentro, estableció el camino para alcanzar su quinta victoria de la #Liga en el reinado de Zidane con un final excelente, pero el Athletic hizo la vida imposible para el Madrid con el empate en el minuto 10.

Anuncios
Anuncios

Javier Eraso, marcó el primer gol que se produjo tras un error de Varane que desvió el control de Keylor Navas y los visitantes - sin ganar en el Bernabéu desde el año 2005 - estuvieron cerca de una ventaja de sorpresa cuando Aritz Aduriz hizo temblar el larguero a medio camino a través de la primera mitad, y además el portero merengue que negaba con la cabeza hacía notar la baja autoestima.

Sin embargo, James Rodríguez y Toni Kroos anotaron en los últimos ocho minutos del primer período, dos goles que dieron espacio para respirar al Madrid. El primero de James con un impresionante disparo desde lejos en el minuto 37 para adelantar por 2-1 y el segundo por Toni Kroos justo antes de terminar la primera mitad, en el minuto 45.

Al comienzo de la segunda mitad, una falta cometida a Benzema pudo ampliar la ventaja a manos de Ronaldo, que erró el tiro enviando el balón a la grada.

Anuncios

Varane fue expulsado duramente por su segunda amarilla a causa de un codazo hacia Aduriz, antes de Ronaldo ampliara la ventaja de los anfitriones con su gol número 21 de la liga, justo tres minutos del final, dejando un marcador bastante favorable de 4-1.

Poco después, el remate de cabeza de Gorka Elustondo, sustituido en el tiempo añadido de la segunda parte, era demasiado tarde para despertar, aun así maquillo el marcador final con un resultado de 4-2. Y el equipo de Zidane puso la presión sobre el Atlético de Madrid y Barcelona, ​​que ambos juegan el domingo, además de que los blaugranas aún llevan un partido de retraso (prorrogado debido al Mundialito de Clubes). #Fútbol