No está siendo una buena temporada para Los Ángeles Lakers en la despedida de Kobe Bryant. Con un récord de 11-49, la franquicia californiana ocupa el último puesto de la Conferencia Oeste y la posibilidad de elegir una ronda alta del próximo Draft es ya muy real. Con el adiós de la Mamba Negra, el equipo necesitará empezar un proceso de reconstrucción que puede llevar años pero en el cual ya hay jugadores sobre los que sentar una base. Jordan Clarkson, Larry Nance Jr., Julius Randle y D´Angelo Russell son los llamados a liderar un equipo que siempre ha estado cerca de la gloria. El base, proveniente de la Universidad Estatal de Ohio, fue el número 2 del pasado Draft y hay muchas esperanzas en que se convierta en un gran director de juego.

Anuncios
Anuncios

Aún así, su entrenador, Byron Scott, ya advirtió que el jugador tiene potencial pero que no será "un nuevo Magic Johnson". Y es que al Rookie le está costando más que a otros compañero como Porzingis o Towns para destacar en la mejor liga del mundo. Uno de los principales problemas que el mánager del conjunto angelino ve es la capacidad de Russell para liderar al equipo, aunque reconoce que está mejorando en este aspecto. "Él puede ser un líder, pero necesita trabajo para que el resto de jugadores le sigan y crean en él", ha declarado recientemente el técnico. "Ha mejorado su estilo de trabajo".

Una de las claves para esa mejoría es el hecho de tener un jugador veterano como Kobe Bryant a su lado. De él puede aprender como aprendió en su día Chris Paul de otro jugador veterano como P.J Brown.

Anuncios

Y es que muchos dicen que con el tiempo y el entrenamiento adecuado, Russell podría llegar a ser lo más parecido a CP3 que hay ahora mismo. El jugador tiene un larog camino para llegar a obtener el liderazgo apropiado, pero bajo la tutela este último año de Bryant podría obtener la experiencia necesaria para guiar a los Lakers en futuras temporadas.

Su entrenador confía en él y para ello hizo referencia a la mejoría que ha tenido en los últimos meses. "Está creciendo y cada vez está más cómodo con las cosas que hace en la cancha, gracias a ello obtendrá más confianza en sí mismo y estará mucho mejor". Estas palabras de su entrenador se han demostrado con hechos, ya que el jugador de Kentucky ha mejorado sus estadísticas en la última semana  (17 puntos, 5,3 asistencias, 3,5 rebotes "Fuente: ESPN") con un 50% de acierto en su tiro.

Tiene 20 años, los mismos que tenía Chris Paul en su año de Rookie, y tiene a una auténtica leyenda como es Kobe Bryant para que pueda absorber todo lo necesario para ser un gran líder. Una vez se retire la Mamba Negra, el equipo tendrá a quién le lleve. #Estados Unidos #Baloncesto