El equipo blanco puede estar ante un nuevo fracaso en la competición liguera, salvo un milagro de última hora. El Madrid se quedó muy tocado del empate ante el Málaga, que supone quedarse a nueve puntos del eterno rival y líder de la competición, el Barcelona.

El empate se le quedó muy corto al #Real Madrid, y este nuevo fracaso pone en tele de juicio al efecto Zidane. Los defectos de falta de continuidad en el juego y acierto de cara a gol, son problemas por lo que se despidió a Rafa Benítez, pero que Zidane aún no ha sabido resolver. El Madrid cuando no tiene la pelota se ve impreciso y fallón, con la pelota tampoco sabe a que jugar, por lo que depende de jugadas idividuales, algo que hace difícil sacar los partidos sin problemas.

Anuncios
Anuncios

Florentino echó el resto por Zidane, la afición respaldaba con contundencia esta decisión, se pensaba que el juego del equipo iba a cambiar y los éxitos llegarían con la leyenda de la novena. Pero la realidad es muy distinta, Benítez fue echado por el mal rendimiento del equipo, pero si se comparan los números del ex-técnico con los del francés, estamos ante unos resultados muy similares. Los 8 primeros partidos de Benítez y los 8 partidos de Zidane, se han saldado con 6 victorias y 2 empates, salvo por el acierto goleador, donde Zidane gana por 6 goles más, los números son idénticos. 

El mal rendimiento fuera de casa también es un factor a tener en cuenta en este Real Madrid. Un problema que persiste desde Benítez, el Madrid fuera de casa ha cedido 16 puntos y es que solo ha logrado encadenar 2 victorias seguidas fuera de casa, en el pasado mes de septiembre.

Anuncios

Algo impensable para un equipo que aspira a ganar el título de #Liga.

Calendario complicado para el Real Madrid

Zidane se sentó en el banquillo blanco con el Barça a 5 puntos de distancia, ahora los culés se encuentran a nueve. Aún quedando partidos importantes, ya que el Real se debe enfrentar a rivales de enjundia. Los merengues deben jugar este fin de semana el derbi madrileño contra el Atlético de Madrid, y en poco más de un mes jugar en el Camp Nou. 2 asaltos que el equipo blanco está obligado a ganar, al menos para afrontar con moral la otra competición que ilusiona al madridismo, la Champions.

El técnico blanco todavía tiene mucho crédito en el equipo, pero la afición blanca es exigente y no consentirá esta situación mucho más tiempo. #Deportes Madrid