Entre ocho y diez millones. Esa es la cantidad que el internacional español iba a meterse en el bolsillo por temporada en Asia, si hubiese aceptado la oferta que el Shangai Shenhua F.C. le ha puesto encima de la mesa.

Sin embargo, el defensa, que varias veces ha sido tajante y no tiene ningún problema en decirlo, se siente muy feliz y cómodo en su casa, en Madrid, vistiendo la camiseta del "equipo de sus amores", el Real Madrid.

Desde este pasado de invierno, el #Fútbol chino está dando mucho de que hablar. Lavezzi, Jackson Martínez o Alex Teixeira (a quién pretendía el Liverpool) cayeron en las redes de la Superliga China, cuya base nadie duda que es el dinero.

Anuncios
Anuncios

Aún así, cada jugador es totalmente libre de sus decisiones, siempre bajo contrato y con profesionalidad.

Álvaro Arbeloa lo tiene claro, quiere apurar al máximo su aventura con la elástica madridista. Ya camino de completar su séptima temporada (volvió en 2009), el lateral se entrena sin pausa y con el esfuerzo que un veterano como él debe poner, el de dar ejemplo a los que vienen por debajo. Quizá este verano ya sea hora de replantearse el futuro, pero de momento el lateral sólo piensa en el #Real Madrid, club del que es canterano.

Ya con 33 años, Arbeloa salió del Real Madrid Castilla para probar fortuna en el Deportivo de la Coruña, equipo del que emigraría a Inglaterra, al famoso "Spanish Liverpool" de Fernando Torres. Tras tres temporadas exitosas donde llegó casi al centenar de partidos, el Real Madrid decidió recuperar a su canterano y darle un puesto titular en el lateral derecho, del cual ahora es dueño Dani Carvajal (en sana competencia con el brasileño Danilo).

Anuncios

Aunque se quedó fuera de la lista de Vicente del Bosque para el Mundial de 2014, en 2008 (Eurocopa de Austria y Suiza), 2010 (Mundial de Sudáfrica) y 2012 (Eurocopa de Polonia y Ucrania) fue protagonista de una Selección entonces en auge.

Cabe recordar que el equipo merengue ya planifica en cierto modo la temporada que viene con puntos de mira en jugadores ya fijados (como De Gea o Ricardo Rodríguez entre otros). Arbeloa termina contrato con el club blanco en junio de este mismo año y todavía no hay noticia alguna de oferta de renovación por parte del club. Él decide, en verano quizá otro gallo cante. Mientras tanto, el jugador espera su oportunidad como uno más desde el banquillo.