Se conocieron los onces lniciales de ambos conjuntos sin muchas sorpresas: Moyá sería el guardameta rojiblanco acompañado en defensa por el incombustible central uruguayo Godín, que hoy cambiaría de pareja en el eje central: Savic sería su acompañante y en las bandas Filipe Luis y Jesús Gámez.

El medio estaría ocupado por Koke, Gabi, Carrasco y el que volvía a la que fue su casa hasta este último mercado de fichajes, Augusto, recibido con pitos por la grada.

Arriba, los dos puestos vacantes quedarían para el francés Griezmann, quien está realizando una gran temporada, y Jackson Martínez, con una nueva oportunidad.

En el conjunto 'celtiña' Rubén Blanco guardaría la portería, con una defensa compuesta por Jony, verdaderamente rápido hoy, Gustavo Cabral, Sergi Gómez y Carles Planas.

Anuncios
Anuncios

La línea que uniría defensa y ataque fue para Radoja, Pablo Hernández y Wass. Y arriba se juntó un tridente que creó dolores de cabeza al rival cada vez que combinaban cerca del área rival, Fabián Orellana, Guidetti y Iago Aspas.

El encuentro comenzó con un Atlético aguerrido, con ganas de ponerse por delante en el marcador rápidamente. Un juego en ataque que se volcó por la banda izquierda con las subidas de Filipe y con los cambios de ritmo de Ferreira Carrasco.

Cuando se perdía el balón la presión intensa comenzaba por los dos puntas rojiblancos. Sin embargo, tras una larga posesión del Celta, tras poner la pelota en el piso, llegó la primera gran ocasión tras un buen entendimiento entre Guidetti y Iago Aspas que terminó en parada de Moyá.

El buen juego de los de Vigo obligó a los colchoneros a encerrarse atrás y salir a la contra, juego que domina a la perfección este equipo.

Anuncios

Y así apareció una oportunidad con un balón centrado desde el lateral derecho que Koke no pudo finalizar.

El descanso apareció con un dominio claro en el juego por parte de los gallegos.

El segundo período comenzaría como el primero, con los colchoneros cerca del área de Rubén. Tres saques de esquina consecutivos. Uno de ellos tras un fuerte disparo de Jackson. No es desconocido el peligro que a balón parado genera el conjunto de Simeone, y cerca se quedaron de abrir el marcador en los tres primeros minutos del segundo acto, tras dos cabezazos de los dos centrales.

Pero el Celta volvió a buscar su juego, posesiones largas, sin arriesgar el balón con pases rasos y consiguió embotellar de nuevo a su contricante. Guidetti y Aspas estaban enchufados y era difícil pararlos.

El 'Cholo' buscó revulsivos en su banquillo y metió en el campo a Correa, Vietto y Thomas, con quien consiguió tener más protagonismo en campo rival el los minutos finales.

Berizzo respondió a su compatriota con cambios inteligentes y acertados como Hugo Mallo y Beauvue.

Anuncios

En el minuto 82 se produjo la ocasión más clara con un pase de Augusto que pilló a contrapié a Moyá. Gabi se encargó de sacar el balón a pocos centímetros de la línea de gol.

Aunque todo podría haber cambiado a un minuto del final. Centro colgado al área rojiblanca que tras un rechace golpeó en la mano de Thomas y que el árbitro no vio.

Finalmente el 0-0 imperó en el marcador y los dos conjuntos se jugarán el pase a semifinales en el Vicente Calderón. #Fútbol #Deportes Madrid #Galicia