Si pensabas que la #Corrupción sólo tenía cabida en la política, el fútbol o el ciclismo, deberás añadir otro deporte a la lista de la estafa y de la deshonra. Y es que todo aquello que mueve dinero, es muy jugoso para las almas corruptas.

La cadena de televisión BBC y el medio digital BuzzFeed News han llevado a cabo una investigación que destapa una presunta red de apuestas ilegales y amaños deportivos que se han estado realizando durante los últimos diez años en los mejores partidos de #Tenis del mundo.

Según estos medios, la trama mafiosa, de origen ruso, sería la responsable de amañar partidos tan importantes como algunos de los celebrados en Wimbledon, el evento más prestigioso en el mundo del tenis.

Anuncios
Anuncios

Los supuestos tenistas, que previamente al partido, se citaban con los miembros de la banda rusa, serían 16 de los actualmente considerados 50 mejores tenistas del mundo. Dentro de esos 16, habría 8 españoles y argentinos.

Tras la investigación y #Denuncia planteada por estos dos medios, la Unidad Integral del Tenis (TIU), decidió tomar cartas en el asunto e investigar 26.000 partidos celebrados a lo largo de estos últimos 7 años, llegando a la conclusión, de que verdaderamente, ha habido varios jugadores que han pactado su derrota por unos 47.000 euros.

Todavía no se han hecho públicos los nombres exactos de los tenistas corruptos, pero BuzzFeed News y BBC advierten que dentro de los 16 sospechosos hay campeones de torneos de Grand Slam, en singles y dobles.

Si hacemos un recorrido por los ganadores de este evento durante los últimos diez años, nos encontramos a el suizo Roger Federer, el español Rafael Nadal, el serbio Novak Djokovic, el suizo Stanislas Wawrinka, el escocés Andy Murray, el argentino Juan Martín del Potro y el croata Marin Cilic.

Anuncios

La investigación la inició BuzzFeed News en 2007 justo después del caso del tenista NiKolay Davydenko, cuando perdió en Polonia contra su rival argentino, Martín Vasallo-Arguello. En este último partido en el torneo de Sopot, el bote ascendió sospechosamente 10 veces más que lo habitual.

El presidente de la ATP ha asegurado que se están tomando las medidas necesarias y que el organismo que debe actuar ya lo está haciendo y ha iniciado su investigación sobre los hechos expuestos y denunciados por los prestigiosos medios.