El #FC Barcelona llegaba a Málaga con la intención de mantener la senda ganadora de las últimas semanas. El miércoles ganó en San Mamés por Copa del Rey y en #Liga acumula 13 semanas sin perder desde aquel ya lejano partido en Sevilla el 3 de octubre pasado. Luis Enrique sabía que no contaría con Neymar, baja por molestias en los isquiotibiales, Alba y Piqué, pero recuperaba a Messi y a Suárez, que jugarían los 90'.

El local empezó el partido aún dormido y el Barça aprovechó. Antes de completar dos minutos aparecía Suárez con una gran jugada para asistir a Munir, que adelantaba al Barça ante el silencio de La Rosaleda. Sin embargo, el Málaga reaccionó y mantuvo firme su propuesta ante el Barça, lo incomodó en todo momento y presionaba en el área de Bravo, resaltando más las ausencias de Piqué y Alves en las salidas de pelota. 

El Barça se mostraba desconectado, con poco control del balón y errático.

Anuncios
Anuncios

Bravo fue el mejor jugador del Barça ante el discreto partido de Busquets, Iniesta y un Messi que no se ve al 100%. El Chileno salvó al equipo en múltiples ocasiones pero al minuto 32 y después de otro error de la defensa, Juanpi recupera una pelota en el área y empata el partido. El Málaga tendría incluso ocasiones para darle vuelta, pero Bravo mostró su gran nivel y mantuvo el empate, inmerecido para el Barça.

Para la segunda parte Luis Enrique ponía a Mathieu por Vermaelen como evidencia del bajo partido del central y el francés respondió reforzando mejor la zaga. Al minuto 51 llegaba el 2-1 en los pies del mejor del mundo, tras un centro ideal de Adriano, el argentino de tijera remataba al arco y anotaba un gol de antología, respiro para el Barça a pesar de la ininterrumpida presión del local.

Anuncios

Messi siempre le genera tranquilidad al Barça aunque las cosas no estén bien.

Al 56' entraba Rakitic por Munir y Arda subía unos metros para jugar de extremo, Luis Enrique buscaba un medio campo más compacto y mayor posesión del balón que alcanzó el 82% sobre el final del partido. Málaga tendría más ocasiones de anotar pero Bravo tenía un día estelar y evitó cualquier contratiempo para el Barça. Al final sería 1-2 gracias a la reacción de Messi en el segundo tiempo y a un Bravo descomunal que rescató los tres puntos para el líder momentáneo de la Liga, a la espera del Atleti-Sevilla el domingo.

El próximo encuentro del Barça será este miércoles 27 en el Camp Nou, por la vuelta de los cuartos de final de la Copa. En una semana será el partido ante el Atlético de Madrid, que definirá al líder absoluto de la Liga, en la jornada 22 de la competición. #Fútbol