Desde el gobierno ya han puesto en marcha un operativo para generar calma y tranquilidad, tanto a los visitantes como a los deportistas. La primera medida será intensificar los controles en las sedes olímpicas para evitar una propagación del mosquito.

Las autoridades aseguran que 30 días antes del inicio de los juegos, un equipo especialmente destinado, vigilará los sitios en lo que se realicen competencias deportivas y de esta manera garantizar la desinfección de la zona. Una vez comenzados los juegos de destinarán más de 3.000 agentes para evitar nuevos focos contaminantes.

Una prueba de fuego es el Carnaval de Rio de Janeiro, uno de los espectáculos con más visitantes en Latinoamérica.

Anuncios
Anuncios

Si bien, la gran mayoría de los contagios del virus Zika, se han producido en hogares o hacinamientos, la aglomeración de gente preocupa al gobierno.

Esta semana, el Ministro de Salud de #Brasil, manifestó su desasosiego al aceptar que el mosquito Aedes Aegypti está ganando la batalla. Y confesó que desde hace 30 años se lucha contra las #Enfermedades que trasmiten estos insectos.