Primer partido de Zinedine Zidane como visitante, en el que incluyó novedades en la alineación: Danilo y James formaron parte del once titular. Se presentaba un gran ambiente en el Benito Villamarín, que enfrentaría al Betis y al Real Madrid. El club blanco disputaba el partido con presión añadida, debido al empate del Atlético de Madrid contra el Sevilla. Esta situación podría ser aprovechada para recortar puntos en la clasificación.

Durante los primeros minutos del partido el equipo andaluz fue un verdadero vendaval. En medio de un barullo en el área del Madrid, Cejudo enganchó una volea y Keylor Navas no pudo hacer nada más que mirar, golazo que ponía por delante al Betis en el minuto 7.

Anuncios
Anuncios

El resto de la primera parte avanzó con un creciente dominio del partido de los merengues, que se adentraron con mucho peligro en el área rival. Se vivió incluso una situación polémica, ya que el árbitro no pitó un posible penalti a Benzema.

Pese a los esfuerzos de los visitantes por empatar, se acabó la primera mitad sin su recompensa. Ambos equipos se fueron a los vestuarios con el resultado de 1-0 a favor del Betis.

La segunda parte fue un querer y no poder del #Real Madrid, parecía que este equipo se volvería a estrellar en los momentos más decisivos. Pero, como dice el dicho "tanto va el cántaro a la fuente...", los blancos siguieron atacando, hasta que finalmente el balón entró en la portería. Kroos ejecutó un pase perfecto que dejó solo a James, el colombiano le cedió el balón a Benzema que remató a puerta vacía.

Anuncios

Gol (71') del francés que sube el 1-1 al luminoso.

El Betis pasó toda la segunda parte sufriendo, con sus jugadores defendiendo de forma férrea los ataques madridistas. El Real Madrid, en cambio, apeló al espíritu de la Décima, y no se rindió en ningún momento. Todo hay que decirlo, los jugadores se dejaron el alma en el campo, pero no sirvió de nada. El juego terminó en empate.

Una vez más el Madrid se estrellaría en el momento más inoportuno, en el momento en el que más se necesitaba ver al verdadero Real Madrid. Es cierto que con Benítez se perdieron partidos sin ni siquiera ver un ápice de esperanza en los jugadores, pero también lo es el hecho de que el club merengue ha desperdiciado una ocasión perfecta para recortar puntos. Se posiciona tercero en la Liga BBVA, alejándose cada vez más del Atlético de Madrid y del Barcelona.

¿Benítez tuvo la culpa? ¿Los jugadores tuvieron la culpa? ¿Zidane tuvo la culpa? 

Quizá la tengan todos ellos.

 

  #Fútbol #Deportes Madrid