El Barça llegaba a la fecha 22 de la Liga empatado en puntos con el Atlético de Madrid, líderes con 48 puntos y a 4 del Real Madrid, hoy tercero. El partido definía al líder absoluto de la competición aun con el partido pendiente que tiene el Barça ante el Sporting por la fecha 16 a disputarse en febrero. En el papel está la racha de invictos de Luis Enrique, que no pierde desde el 03/10/15 en el Sánchez Pizjuán.

El encuentro de hoy empezó con una superioridad notable del visitante, el Barça no estaba cómodo y al minuto 10, Koke sentenció la situación con un gol después de un descuido de la defensa azulgrana. 0-1 y silencio en el Camp Nou.

Anuncios
Anuncios

Así, los primeros 25 minutos del partido fueron todos del Atlético de Madrid, acertado en los pases, presionando el área del Barça y exigiéndole a Bravo, que respondió como es habitual.

Bastó media hora para que reaccionara el Barça y sería Messi después de una espectacular jugada de Alba el que remataba al arco y empataba el partido. 1-1 al 30'. El Atleti es el equipo que más goles ha recibido del argentino con 25 tantos en 28 encuentros y aunque viene de unas molestias, Leo volvió a aparecer y mostró su hegemonía sobre el rival. Hizo un gran partido y Filipe Luis, de marca personal, solo podía pararlo con faltas y recién a la quinta, sería amonestado por el colegiado. El brasileño le hizo una plancha brutal a Leo y recibió la roja directa, dejando a su equipo con 10 jugadores al minuto 44.

Anuncios

Poco antes el Barça había dado vuelta al partido con un golazo de Suárez, superando a Giménez y fulminando a Oblak de sotana. Era 2-1 al 37'. El partido se iba al descanso después del episodio de Filipe Luis y con un Barça que mostraba su mejor versión después de un inicio discreto.

El segundo tiempo empezaba con sustitución en el Atleti de Gámez por Gabi para cubrir la posición de Filipe Luis y sin sorpresa, el equipo del Cholo jugaba mejor con 10 que con 11 en la cancha, el Barça había bajado el nivel y se volví a mostrar incómodo y desconectado. Al 65' Godín recibía la segunda amonestación por otra falta sobre Suárez y el Atleti quedaba con 9 y aún mucho partido por delante. Luis Enrique ponía a Arda y más tarde a Sergi Roberto para darle frescura y velocidad al equipo, intentando liquidar el encuentro, que seguía con una diferencia mínima en el marcador a pesar de tener dos jugadores más en la cancha.

El Barça apenas pudo mantener la ventaja y sostuvo con medio tanque a un Atleti que no se rendía y que con menos, jugó más y redujo su "intensidad", que por momentos no parecía más que agresiones. Es el riesgo de jugar siempre al límite de la fuerza, traspasar sin notarlo esa delgada línea que los separa de la violencia. Sin expulsiones, hoy tal vez habrían superado sin problemas al Barça, que es líder en solitario con una fecha menos.

El próximo partido del Barça será este 7 de febrero ante el Levante por la jornada 23 de la #Liga, a las 12:00 en el Ciutat de Valencia. #FC Barcelona #Fútbol