Precedentes

El azar dio lugar a que el Barcelona y el Athletic Club de Bilbao se enfrentasen en Liga poco después de saber que también lo harán en la Copa del Rey. Este era un partido con ambiente de revancha, puesto que el equipo de origen vasco ganó frente al Barça la Supercopa de España, impidiendo que cumplieran el famoso sextete.

Gran recibimiento a Leo Messi

Justo antes de comenzar el partido, Leo Messi exhibió su quinto balón de oro al público del Camp Nou. Sus seguidores se lo han agradecido con una gran pancarta en el estadio que decía "Enhorabuena Leo".

Momento clave

La balanza del partido se inclinaría hacia el Barça en unos primeros minutos de juego repletos de locura.

Anuncios
Anuncios

En tan solo un minuto se pasó de lo que pudo ser a lo que realmente fue. De un Athletic por delante en el marcador a un Barça con ventaja y con un jugador más.

Piqué tendría un malentendido con Bravo y le cedería el balón a Muniain, éste se la pasaría a Eraso, que se encontró con la puerta vacía pero no pudo convertir el disparo en gol. Irónicamente en la jugada siguiente Luis Suárez se plantó delante del guardameta Gorka Iraizoz, y el jugador vasco cometió penalti, a la vez que era expulsado con tarjeta roja.

Messi anotó la pena máxima (7') poniendo al Barça por delante en el marcador. El equipo bilbaíno pasó de tener todo a favor a tenerlo todo en contra. Tras varios disparos fallidos del Barcelona, llegó una contra en la que Suárez le regaló a Neymar una asistencia que no desperdiciaría, gol del brasileño que daría lugar a un 2-0 en el minuto 31.

Anuncios

La segunda parte abrió con la noticia del cambio de Leo Messi, sustituido por Arda Turan. El Barça no se andó con chiquitas y tras una asistencia de Neymar, Suárez marcaba gol en el primer minuto de la segunda parte.

Neymar, demostrando una vez más su calidad, caracoleó por el área y le pasó el esférico a Rakitic, que remató a placer, haciendo el 4-0 en el minuto 62. Junto a la lesión de Messi, se sumó la de Jordi Alba, sin duda una mala noticia para el barcelonismo, que pierde dos jugadores fundamentales. Pese a la gran ventaja, los blaugranas mantendrían la intensidad y Suárez empujaría el balón hasta el fondo de la red dando el quinto gol (68') a su equipo.

El uruguayo no se rindió y consiguió el hat-trick, golazo (82') de cabeza que cerraría este recital de goles. El partido finalizaría con un resultado muy llamativo, 6-0.

El Barcelona no falló y ganó, colocándose segundo en la tabla, por delante de Real Madrid y por detrás del Atlético de Madrid, aunque el Barça tiene un partido menos que ambos clubes. Si algo está claro es que se acabó la liga de dos, algo de lo que siempre pecó la Liga BBVA. #FC Barcelona #Fútbol #Deportes Barcelona