El #Fútbol Club Barcelona ya ha decidido en qué va a gastar sus millones esta temporada. El club azulgrana querría reforzarse con fuerza a final de temporada, con el fin de renovar una plantilla que parece inagotable, pero que es inevitable que se altere año sí y año también. El primer objetivo es una petición expresa de Luis Enrique: Nolito. El que hace años vestía de azulgrana con el filial culé explotó en el Celta, y su gran inicio de temporada le valió la llamada de Vicente Del Bosque. No es ningún secreto que el Barcelona lleva siguiendo al talentoso extremo desde hace varias temporadas, pero sería esta en la que finalmente se decidirían en hacerse con sus servicios.

Anuncios
Anuncios

Este traspaso podría producirse antes de que acabase el mercado invernal, en forma de cesión, o bien a final de temporada. Actualmente hay bastante optimismo con respecto a este fichaje en la cúpula culé, y en la operación podrían incluirse jugadores como Sandro Ramírez o Munir.

El segundo objetivo es actualmente jugador del Villarreal, y también vistió de azulgrana. Denis Suárez está siendo uno de los grandes nombres de la Liga, y es en gran parte gracias a él que el submarino amarillo ocupe actualmente puestos de Champions. El ex del Manchester City estaría dispuesto a volver al Camp Nou, y al Barça podría salirle muy barato: solo 3 millones de euros, según la cláusula de recompra establecida tras su fichaje por el Villarreal. El problema en esta negociación es que en Villarreal no permitirán que el jugador hasta el 1 de julio, fecha en la que el Barcelona podrá hacer efectiva la cláusula, pero Luis Enrique querría incorporarlo este mismo invierno.

Anuncios

El presidente del club amarillo Fernando Roig ya ha desmentido rotundamente que vayan a negociar con la entidad culé durante el mercado invernal.

El tercer y último objetivo es el gran nombre de los últimos períodos de traspasos: el francés Paul Pogba. Según varios medios españoles e italianos, el actual jugador de la Juventus habría rechazado las ofertas de Manchester City y Real Madrid (esta última condicionada en gran parte por la reciente sanción administrativa al club blanco), y habría elegido Barcelona como destino este verano. Las negociaciones se han sucedido durante semanas según apuntan estos medios, y el traspaso podría rondar la desorbitada cifra de 100 millones de euros. Quizá es menos descabellado cuando se considera que el joven francés está llamado a ser uno de los mejores jugadores del mundo, si no lo es ya, y con sus actuaciones se revaloriza día tras día. #FC Barcelona #Champions League