La semana anterior a este partido fue un tanto movidita para el Barça. Los distintos medios han situado a Neymar en la órbita del Real Madrid, Luis Enrique y sus jugadores han enunciado diversas quejas contra los árbitros, y Mascherano en medio de un procedimiento judicial, aceptando un año de cárcel.

Barcelona y Málaga se enfrentaban en la Rosaleda acompañados del buen tiempo del sur de España. El Málaga, situado en la mitad de la clasificación intentaría arrancar algún punto al conjunto catalán. El Barcelona, en cambio, afrontaba este partido sabiendo que si ganaban, se colocarían primeros en la tabla. También hay que destacar que vendría muy mermado en defensa, ya que Piqué y Jordi Alba no podrían disputar el juego.

Anuncios
Anuncios

Es bien seguro que a muchos espectadores no les dio tiempo casi ni a tomar asiento, ya que el Barcelona se adelantaba nada más comenzar el partido. Suárez llegaba hasta línea de fondo y le regalaba un pase de la muerte a Munir, que solo tuvo que empujar el balón, estableciendo un 0-1 en el marcador en el primer minuto de partido.

El Málaga no se vino abajo con este gol, y acechó con mucho peligro la portería de los blaugranas. Una de las ocasiones más peligrosas fue resultado de un disparo de Chory desde fuera del área, al que Bravo respondería con un paradón que desviaría el balón al palo. Poco después en una acción polémica, el árbitro Clos Gómez le sacaría a Charles tarjeta amarilla por tirarse en el área, situación que provocaría una gran pitada del público.

El que la sigue la consigue, y eso sucedió con el Málaga.

Anuncios

Gran presión de los andaluces sobre los defensas del Barça que provocó una recuperación del balón, una vez dentro del área Juanpi batió a Bravo (33') subiendo el empate en el marcador. El Barça tuvo la ocasión de volver a ponerse por delante justo antes del descanso, pero Miguel Torres se arrastró por el suelo para salvar un gol de Messi.

Los jugadores se fueron a los vestuarios tras una primera parte vibrante, en la que se observó un Málaga muy cómodo y un Barcelona que sufrió en varios momentos del juego. Sin duda, una de las peores primeras partes del Barça en esta Liga.

Luis Enrique reaccionó sin miramientos y sacó a Mathieu sustituyendo a Vermaelen, que protagonizó una mejorable primera parte. El club catalán se puso las pilas y volvió a adelantarse, Adriano centra al segundo palo y Messi remata de tijereta marcando un auténtico golazo (51'), Kameni no tuvo nada que hacer. Este gol supuso el 1-2 con el que finalizaría el partido.

El Barça conseguiría llevarse unos valiosos tres puntos en este partido tan disputado. Con sufrimiento, pero el equipo catalán cumplió y lidera la clasificación de la Liga BBVA con 48 puntos. Por momentos pareció verse el peor juego del Barcelona, pero se consiguió esta victoria tan importante. El club de los 5 títulos sigue sin fallar. #FC Barcelona #Fútbol #Deportes Barcelona