El pasado viernes, en las cercanías de Bérgamo (Italia) y a los 89 años de edad, falleció María Teresa de Filipis, la primera mujer que disputó competencias de la Fórmula Uno.

Había nacido en Nápoles (Italia) el 11 de noviembre de 1926. A  los 23 años de edad, intentó correr una prueba de la F2 con un Ferrari 166S pero no clasificó. Participó en dos oportunidades en los 1000 kilómetros de Buenos Aires y en 1958 tomó participación en la Mille Miglia donde finalizó novena, la Targa Florio y en el Gran Premio de Syracuse carrera sin puntos para el Campeonato Mundial.

En 1958, con Maserati participó en Mónaco, Bélgica, Portugal e Italia, al año siguiente con Porsche disputó Mónaco y tras la muerte de Jean Behra decidió alejarse de las competencias automovilísticas.

Anuncios
Anuncios

Compitió junto a pilotos como Juan Manuel Fangio, Stirling Moss, Peter Collins y Phill Hill, teniendo muy buena compañía por partes de los pilotos intervinientes en la máxima categoría.

Debutó el 18 de mayo de 1958 y durante ese año condujo el coche con el cual Fangio había ganado su título en 1957. Esa temporada disputó el Gran Premio de Bélgica en Spa donde finalizó en décimo lugar, siendo este su mejor resultado,carrera que fuera ganada por Mike Howrton con Ferrari,  luego participó en Portugal (Oporto) e Italia (Monza) donde debió abandonar por fallos mecánicos.

Fue una de las mujeres que compitieron en la Fórmula Uno, como su compatriota Lella Lombardi, la británica Divina Galica, la sudafricana Desire Wilson y la italiana Giovanna Amati.

Si bien, la italiana no obtuvo puntos para el Campeonato Mundial, le dejó la posta a su compatriota Lella Lombardi quien disputó doce grandes premios durante 1975 y 1976, convirtiéndose en la primera mujer en obtener puntos en la Fórmula Uno Internacional.

Anuncios

A su retiro de la actividad deportiva fue vicepresidenta del Club Internacional de Antiguos Pilotos de Fórmula Uno y Presidente del Club Maserati, marca con la cual siempre estuvo ligada.

Se fue una leyenda de la F1 donde las velocidades eran superiores a los 270 kilómetros por hora y se corría con simples cinturones y cascos de cuero, con ella se va una rica parte de la historia de la F1. #Automovilismo