El sorteo de la Champions League para los octavos de final no ha dado lugar a la decepción. Juventus y Bayern, Roma y Real Madrid, Arsenal y Barcelona y PSG y Chelsea se van a enfrentar, respectivamente, en una eliminatoria que augura el mayor espectáculo. Dinamo de Kiev - Manchester City, Gante - Wolfsburgo, PSV - Atlético de Madrid y Benfica - Zenit cierran el cuadro, del que se esperan grandes partidos.

A falta de dos meses para retomar la máxima competición continental de #Fútbol, la #Champions League, la #UEFA ha dado a conocer hoy los emparejamientos para los octavos de final, que se disputarán en febrero y marzo.

Anuncios
Anuncios

Esta vez, la lotería ha querido que algunos grandes ya no estén en cuartos y, consecuentemente, dar una oportunidad a los menos habituales.

Del PSG - Chelsea, Arsenal - Barça, Roma - Real Madrid y Juventus - Bayern va a caer un equipo por encuentro que, a priori, debería haber llegado más lejos. Gante y Wolfsburgo tendrán la ocasión de pasar por primera vez en su historia a cuartos, mientras que Benfica y Zenit, PSV y Dinamo de Kiev tienen ante sí el reto de volver a estar entre los más grandes y sin el cartel de favoritos.

Especial mención merece el Juventus - Bayern, un duelo que, además de gozar de interés mediático a nivel mundial, será un partido de reencuentros, el de Arturo Vidal y Coman con la 'Vecchia Signora', o el de Mandzukic con el equipo bávaro. También será especial para Khedira, quien se enfrentará a Pep Guardiola por enésima vez y volverá a Alemania, su país de origen.

Anuncios

Los focos también se desviarán hacia el PSG - Chelsea, una eliminatoria que se repetirá por segunda vez consecutiva. Mourinho tendrá la oportunidad de vengarse de los parisinos, aunque la situación de los 'blues' invita más a creer en todo lo contrario. El portugués también se volverá a ver las caras con Ángel Di María, mientras que David Luiz deberá visitar tierra hostil, el Stamford Bridge de su ex equipo. El brasileño ya aguó la fiesta el año pasado con su gol de cabeza en Londres, un lugar donde no fue muy bien recibido.

Los españoles tampoco lo tendrán fácil. El Atlético de Madrid es quien parte con mayor ventaja en ese aspecto, pues su duelo con el PSV Eindhoven debería ser fácil, mientras que el Barça de Luis Enrique ha corrido peor suerte. Los azulgranas viajarán a Londres en un enfrentamiento que también se ha convertido en un clásico de los últimos años. Eso sí, el final siempre ha sido el mismo. Entre los precedentes, cabe rescatar los cuatro goles de Leo Messi en el Camp Nou en la 2009/2010 ante los 'gunners', en una exhibición que quedará para la historia.

Anuncios

El argentino arrolló, solo, a los de Arsène Wenger. Özil será otro de los nombres propios. Sus actuaciones ante el equip catalán con la camiseta del eterno rival fueron sobresalientes.

Precisamente, el Real Madrid medirá sus fuerzas ante uno de los grandes de Italia. A pesar de no estar en su mejor momento, por nombre e historia, la Roma de Rudi García no merece ser desconsiderada, y su plantilla, para nada floja, quiere volver a su lugar en Europa. El último duelo entre ambos acabó con victoria italiana. En ese momento también supuso una sorpresa. Sin embargo, la plantilla blanca, por aquel entonces, poco tiene que ver con la de ahora.

Benfica - Zenit, Gante - Wolfsburgo y Dinamo - Manchester City se presumen partidos más descafeinados. Quizás el primero sea el más igualado. En los otros dos, los pronósticos dan a Wolfsburgo y a Manchester City como favoritos para clasificarse a la siguiente ronda. No obstante, ésta es la mayor competición del planeta y las sorpresas no son tan sorpresas, llegados a este punto.