GSW 95-108 BUCKS (28-30/20-29/29-21/95-108)

24-1. Se acabó. Los Milwaukee Bucks (MB) consiguieron esta noche lo que ningún equipo había conseguido en veinticuatro jornadas: vencer 95-108 a los invictos y vigentes campeones de la NBA, los Golden State Warriors (GSW).

Los californianos padecieron demasiado el esfuerzo físico realizado en los últimos encuentros, como en la victoria de ayer mismo con dos prórrogas ante los Boston Celtics por 124-119. Hoy estuvieron muy espesos en ataque y el aro se les hizo anormalmente pequeño (40.9% T2, 23.1 T3, 68% T1), factores finalmente determinantes para que los pupilos de Jason Kidd realizaran una gesta que en muy pocas quinielas les era otorgada.

Anuncios
Anuncios

Ya de inicio, la salida de los GSW no fue la deseada y los de Wisconsin abrieron una primera brecha (18-30) rápidamente gracias al acierto de hombres como O.J. Mayo (18P 2R) que terminó la primera mitad con un 4/5 en triples. Por el otro lado, las piernas cansadas y la muñeca torcida era la tónica general de los de Oakland, aunque a pesar de ello supieron remontar gracias a los primeros 13 puntos de Stephen Curry (28P 7R 5A) y reducir las diferencias (28-30).

En el segundo cuarto, el griego Giannis Antetokounmpo (11P 12R 10A 2T) puso los cimientos de su primer triple-doble en la NBA y volvió a liderar a su equipo hasta la máxima diferencia en el partido (42-56). El pobre 2/13 en tiros exteriores de los californianos, su arma más efectiva, mermaba las posibles remontadas rápidas de los GSW, pero aun así la garra de un nuevamente fantástico Draymond Green (24P 11R 5A) y de Festus Ezeli (13P 8R) evitaron el festejo prematuro de los de Wisconsin (48-59).

Anuncios

A la vuelta del descanso, las cosas no fueron mejor para los vigentes campeones, ya que los puntos de Jabari Parker (19P 7R) propiciaron que los MB volvieran a irse en el electrónico con demasiada facilidad (54-67). Después del tiempo muerto, los GSW subieron su intensidad defensiva, sobretodo en la pintura Andrew Bogut (2P 6R 3A 4T) , y en ataque endosaron a los locales un parcial de 15-3 que pareció alertar de la llegada definitiva de los californianos (69-70).

Sin embargo, los locales habían conseguido hacerse suyo el ritmo acelerado del partido y gracias al desacierto de los GSW se mantuvieron por arriba en el marcador (77-80). 

Quedaban doce minutos para la historia; en este caso para la del equipo de Milwaukee. Solamente Green y Curry respondieron tímidamente al vendaval de salida de los MB, que en un abrir y cerrar de ojos habían vuelto a abrir otra brecha de 13 puntos (82-95).

Anuncios

Michael Carter-Williams (17P 3R 5A 5Ro) y un enorme Greg Monroe (28P 11R 5A) sacaron provecho en el último cuarto del caos y las prisas de los GSW para iniciar la marcha triunfal de su equipo en el Harris Bradley Center.

It is over. Los GSW perdieron hoy su primer partido de la presente temporada, justo cuando a punto estaban de batir un nuevo récord de victorias en partidos consecutivos a domicilio (6-0). Hubiera sido uno más, siempre con la mirada puesta en el de los 33 partidos seguidos invictos de Los Ángeles Lakers de la campaña 1971-72. De momento, los GSW tendrán que esperar.

Ahora descanso hasta el próximo miércoles día 16 para afrontar bien otro partido con los Phoenix Suns, equipo al que ya ganaron semanas atrás (135-116). ¿Pagarán los Suns los platos rotos? #Baloncesto