El Barça llegaba a la final con Messi y Neymar recuperados, había superado al Guangzhou en la semifinal con un hat-trick de Suárez y el uruguayo confesaba que esperaba contar con sus compañeros en la tan esperada final. Messi, recuperado de un cólico nefrítico y Neymar con el alta médica, cumplieron y formaron parte del 11 estelar de Luis Enrique ante River Plate de Argentina.

El rival por su parte, llegaba con ciertas dudas en su defensa después de clasificar agónicamente por 1-0 ante el Sanfrecce, pero con la ilusión característica de un equipo sudamericano en un encuentro de esta magnitud. Más de 20.000 hinchas del equipo “millonario” viajaron a Japón para acompañar a su equipo y hacerse sentir y los de Gallardo se mostraron confiados de poder enfrentar al que denominaron abiertamente como “el mejor equipo del mundo”.

River empezaba el partido con una intensidad y presión alta, apenas al minuto 5 ya había cometido 4 faltas, pero aún no veían amonestación.

Anuncios
Anuncios

El Barça por su parte tenía problemas para controlar el balón, pero al minuto 10 apareció Messi y sorprendió a Barovero que logró desviar el disparo. El partido se desarrolló en los minutos siguientes más a favor del Barça y al minuto 36 se reflejaba en el marcador, Messi mostró toda su superioridad y primero diseñó una triangulación con Alves y Neymar, recibe en la frontal y de media volea estampa con el empeine el 0-1 a favor del Barça. El partido terminaba así en la primera parte.

Con este gol, Messi igualaba a César Delgado como máximo goleador del Mundial de Clubes y además completaba el último torneo que faltaba en su lista de goles. El argentino ha anotado en este 2015 en Champions, Liga, Supercopa España, Supercopa Europa, Copa del Rey, Copa América y Mundial de Clubes. Todos en los que ha participado.

Anuncios

El segundo tiempo iniciaba con gol de Suárez. Apenas 3 minutos después de iniciar, el uruguayo recibe una pelota que había recuperado Busquets y resuelve rápido delante de Barovero. 0-2 y el tridente empezaba a ser más agresivo en la medida en que se adueñaba de la pelota. Messi y Neymar tuvieron más chances de ampliar el marcador con grandes jugadas pero el rival siempre se mostró firme aun cuando tuvo el marcador en contra. Sería otra vez Suárez quien tendría la llave del gol, al minuto 68 recibía un centro de Neymar y definía el 0-3 definitivo.

El “9” acumulaba 5 tantos en este Mundial de Clubes, igualando a Messi y Delgado como máximos goleadores de la competición. Con este doblete y el hat-trick en la semifinal, solo le bastaron dos partidos para igualar el récord que tenía Messi en tres ediciones del Mundialito. Unos números impresionantes para el uruguayo que cada día se siente más a gusto en Can Barça.

El Barça se coronó campeón del Mundial de Clubes y terminó así una temporada espectacular con cinco títulos: #Champions League, Liga, Copa del Rey, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes.

Anuncios

Es la temporada del segundo triplete de un equipo que sigue haciendo historia. #FC Barcelona #Deportes Barcelona