Con la miel en los labios, así se quedó la afición de Utah la pasada noche cuando su equipo estuvo a pocos segundos de acabar con la inmaculada racha de los Warriors en este arranque liguero. No obstante, los de la bahía, además de ser el mejor equipo de la competición, están teniendo esa pizca de suerte que es necesaria para poder batir récords y lograr marcas difíciles de superar. Un tiro de Rodney Hood, a pocos segundos del final, pudo poner dos arriba a los de Salt Lake City, sin embargo el lanzamiento no entró, los Warriors vencieron por 103-106, y estiran así su racha a 19 victorias seguidas en este comienzo de temporada.

Fue un partido tenso, tal y como se esperaba.

Anuncios
Anuncios

Los Jazz son uno de los equipos más correosos del campeonato, y su intensidad defensiva podía poner en serios apuros a los Warriors. Así fue, a pesar de que los de la bahía estuvieron los tres primeros cuartos con diferencias entre los 5 y los 10 puntos, los del estado mormón no bajaron los brazos y en el último cuarto se metieron de lleno en el choque. A partir de ese momento fue un intercambio de golpes que parecía que podía acabar con la racha ‘warrior’, sobre todo después de un 2+1 de Derrick Favors que colocaba a su equipo 2 arriba. ¿Qué ocurrió? Que Stephen Curry se tiró el equipo a la espalda, anotó dos lanzamientos con la mano del defensor en la cara, y los Warriors se llevaron el triunfo.

En el duelo volvió a destacar el de siempre, Stephen Curry, que además de los dos lanzamientos ya mencionados, se fue hasta los 26 puntos.

Anuncios

No fue el partido más brillante del máximo aspirante a MVP, pero apareció en el momento que más lo necesitaba su equipo. Curry, como es costumbre no estuvo solo, y es que tuvo en Klay Thompson, Draymond Green y un sorprendente Ian Clark a tres buenos escuderos. Su compañero en el ‘backcourt’ anotó 20 puntos, el ala-pívot lo mismo, además de 9 rebotes y 7 asistencias, y el rookie se fue hasta los 12 tantos, anotados todos en el segundo período concretamente.

Con esta victoria, los de Luke Walton (entrenador interino hasta la vuelta del lesionado Kerr), se colocan con 19 triunfos en este arranque de liga regular, una cifra que supera ya en 4 triunfos los dos mejores inicios de competición hasta esta temporada (Washington Capitals y Houston Rockets). Sin embargo, los Warriors también van en busca de otro récord y es que sumando las 4 victorias de la liga regular pasada, son ya 23 triunfos consecutivos. Esa cifra es la tercera mejor de la historia solo por detrás de las 27 de los Miami Heat de 2013, y los Lakers de la 71/72.

Anuncios

Atrás han quedado ya las 22 de los Rockets en 2007. Ahora queda esperar para ver si los californianos son capaces de llegar a la cifra de los de púrpura y oro para establecer un nuevo registro histórico en los anales de la NBA. Ganas, intensidad y ambición no les van a faltar.

La próxima cita para estos históricos Warriors será el próximo miércoles a la 1 de la madrugada, hora de España, frente a los Charlotte Hornets. De nuevo volverá a ser un partido durísimo ante un rival que como local es uno de los mejores de la liga con 7 triunfos y únicamente 2 derrotas. Además, estarán muy motivados ya que al igual que el resto de equipos querrán ser quienes acaben con la magnífica racha de los Warriors.

#Baloncesto