El técnico catalán del Bayern de Munich se encontraría desojando la margarita de equipo al que entrenar el año próximo. Ligado al club bávaro desde el verano de 2013, Pep #Guardiola tiene ante sí varias opciones para entrenar el año que viene, como máximo responsable de la parcela deportiva de un club europeo de máximo nivel. Muchos están siendo los equipos 'Champions' que están llamando a su puerta, si bien parece, que el catalán no contempla a día de hoy cualquier otra posibilidad que no sea la de seguir en tierras germanas. Filosofía 'guardiolista', y centrado en el día a día de un gran club como el que preside Karl Heinz Rummenige, Pep tiene ante sí la oportunidad de seguir entrenando al máximo nivel, seguir haciendo historia y sobre todo, allanarse el camino de lo que parece a todas luces una estación final en el combinado nacional. 

En el campo de las apuestas, parece que la opción de que el catalán aterrice en Manchester (City) es, a día de hoy, la más cercana.

Anuncios
Anuncios

Los ingredientes al menos, coinciden bastante: banquillo libre con la más que probable salida de Pellegrini y capacidad socioeconómica solvente como la que tienen éstos tras la llegada de los petrodólares. Además de todo eso, estaría la gran amistad que Pep Guardiola y Ferrán Soriano, director general de la entidad y Txiki Beguiristain tienen, como vértice de una apuesta que elevaría el nivel de los citizens, dando un salto cualitativo y superando con ello a sus vecinos, los 'diablos rojos'. 

Además de la opción continuista para Pep en Munich y la opción sana del Manchester City, en las últimas horas corría el rumor de una posible llegada del de Sampedor a un club como el Real Madrid. Los blancos, sumidos es una grave crisis deportiva e institucional, parece que buscan el amparo de una nueva temporada, dejando casi visto para sentencia la presente.

Anuncios

Eliminados en Copa, a seis puntos del Barcelona en Liga y con el estilo de juego de su técnico, Rafa Benítez en entredicho, parece que la búsqueda de nuevos horizontes es el único consuelo posible. Pero el exbarcelonista, cuestionado precisamente en la rueda de prensa previa al enfrentamiento de su Bayern contra el Borussia Mönchengladbach, quinto clasificado en la Bundesliga, ha dicho a las claras que no. "No encajamos. No sería bueno" indicó el preparador entre sonrisas ante la susceptible pregunta de un periodista local. Esta por tanto, sería una tercera opción para el de Sampedor, aunque quizá demasiado rupturista con la filosofía de un entrenador como Guardiola.  #Fútbol