El Manchester United y el Chelsea firmaron un engañoso empate sin goles en un partido donde a falta de goles Louis Van Gaal podrá presumir de #Fútbol para mantener su puesto. Su equipo golpeó hasta dos veces la madera en una gran arranque de encuentro y sólo fue perdiendo gasolina tras el descanso, castigado por el exigente período navideño y por el altísimo ritmo que impuso sin fortuna en el primer tiempo. El Chelsea se mantuvo firme en defensa y, aunque con mucho menos fútbol, probó a De Gea en dos claras ocasiones y gozó de la mejor oportunidad del encuentro en un mano a mano que incomprensiblemente Matic no acertó a materializar

El encuentro fue, por momentos, como un regreso a aquellos tiempos en los que los dos gigantes de Inglaterra peleaban por el campeonato y no por ver cuántas horas le quedaban en el banquillo a sus entrenadores.

Anuncios
Anuncios

El United salió circulando el balón con tanta velocidad como criterio y convirtiendo su posesión en numerosas ocasiones. Hasta Rooney se pareció al delantero indomable e insaciable de hace un lustro mientras Martial puso, como ya es costumbre, la chispa y el talento para concluir los contragolpes que armaban Mata y Ander Herrera. El Chelsea se quitó parte de los complejos en el vestuario y obligó a De Gea a otra acción de santo en una doble ocasión de Hazard y Azpilicueta nada más empezar la segunda mitad. Chelsea siguió mas pendiente de guardar el 0-0 que de lograr la victoria, cualquiera pudo llevarse el gato al agua. De hecho, el equipo blue tuvo entonces la gran ocasión del encuentro en un contragolpe mal defendido por los red devils.

Courtois también fue protagonista del equipo de un Van Gaal que sigue aumentando su mala racha de resultados y que, a pesar de la mejora del juego de su equipo, seguirá en la cuerda floja.

Anuncios

Por su parte, Guus Hiddink acumula su segundo empate en dos partidos y sigue sin ganar tras la marcha de #Mourinho. Seguirá la crisis en los dos conjuntos ingleses, veremos si Van Gaal consigue conservar su puesto.