Desde la aparición del primer ser vivo en la Tierra, ésta nos habla continuamente y nos avisa de su majestuosa y aterradora fuerza. La vida se abre camino de la misma manera que un depredador selecciona a su presa para alimentarse. No todo es dramático, ya que la Tierra nos premia con su escarpada silueta, sus océanos infinitos, su magia incandescente y sus cielos azules. Todo ello para que compartamos y convivamos, todas las especies vivas, bajo el mismo techo. Pero, tras la última "llamada perdida" de nuestro planeta, los científicos de todo el mundo, centran su mirada en un fenómeno anómalo llamado "El Niño".

La llegada del "Niño" es un fenómeno meteorológico más que confirmado desde hace un tiempo atrás.

Anuncios
Anuncios

Sus consecuencias pueden originar anomalías climáticas, índices negativos en el sector pesquero, millones de euros en daños materiales y catástrofes irreparables en fauna marina, pero, para los más aficionados al deporte del Surf, este fenómeno está originando innumerables días de olas magníficas. 

"El Niño" es un fenómeno climático relacionado con el calentamiento del Pacífico Oriental Ecuatorial y cabe mencionar la cita del experto Günther D. Roth, que define este fenómeno como una irrupción ocasional de aguas superficiales cálidas, ubicadas en el océano Pacífico, junto a la costa de Perú y Ecuador, debido a inestabilidades en la presión atmosférica localizada entre las secciones Oriental y Occidental del océano Pacífico cercanas a la línea del Ecuador, siendo este fenómeno el causante de anomalías climáticas.

Anuncios

Sin pretender restar importancia a las consecuencias de este fenómeno, en este artículo queremos abordar la implicación que tiene y la relación que guarda con el Surf. Seguro que a más de uno de ustedes se les ha ocurrido pensar que no está siendo normal la temporada de olas, que llegan muchas y de gran tamaño, por otro lado, los que no están disfrutando de las olas que querrían, ¿qué sucede?. "El Niño" implica un mayor riesgo de ruptura en los sistemas de alta presión típicos lo que expone a estas zonas como el sur y el centro de California. Además, "El Niño" también provoca que las temperaturas más cálidas fortalezcan las tormentas, generando así marejadas de mayor potencia. Los flujos de aire también ocupan un lugar en estas anomalías, ya que estos suelen apuntar hacia el sur, enviando de esta forma la energía de las olas hacia costas californianas. Aunque "El Niño" no significa necesariamente mejor o más Surf, incrementa sin duda la posibilidad de marejadas más grandes y potentes.

Recuerden, "El Niño" trae las olas, preparen sus tablas y a disfrutar.

La Navidad llega a la NBA

Tormenta Erika #Investigación científica #Globalización #Mas deportes