Misión imposible. Esa ha sido la expresión que han citado los 23 rivales que ya han caído frente a los Golden State Warriors en este inicio de liga. Los de la bahía siguen sin perder en este arranque de competición y después de dejar muy atrás el mejor comienzo de la competición ya solo tienen en la cabeza superar las 33 victorias seguidas de los Lakers de la 71/72 para disponer así de la mayor racha de la historia de la NBA. En estos momentos les quedan solo seis encuentros para igualarla ya que a los 23 triunfos de esta temporada, hay que sumar los 4 seguidos que sumaron en la 14/15.

Muchos pensaban que la gran racha victoriosa llegaría a su fin en la gira que los de Oakland están realizando por la Conferencia Este.

Anuncios
Anuncios

Perderán en Toronto, caerán en Indiana,… eran algunas de las frases que se escuchaban la pasada semana. Frente a los Raptors supieron sufrir y frente a los Pacers (pasando antes con comodidad por Brooklyn), hicieron una primera parte para el recuerdo que les valió para apuntarse un nuevo triunfo. El resultado, que siguen invictos y cada vez son más los que piensan que van a llegar a esa impensable cifra de 33 victorias seguidas.

Ahora, es el turno del TD Garden, el pabellón donde juegan los Boston Celtics, que se llenará para dar soporte y que el orgullo verde pueda dejar en los actuales 27, los triunfos consecutivos de los de la bahía. Los Warriors deberán hacer un partido muy completo y es que después de visitar una de las canchas más duras de la liga, volverán a tener un reto complicado ya que los Celtics llevan 4 victorias consecutivas en su pista (la última frente Chicago Bulls por 105-100), y además cada vez están más arriba en la Conferencia Este (son séptimos con un balance de 13 victorias y 9 derrotas).

Anuncios

Como es de costumbre, los Warriors se apoyarán en el bloque para buscar sumar la victoria, y es que a pesar de contar con el último MVP y máximo aspirante para repetir galardón, Stephen Curry, siempre hay varios jugadores que destacan y son fundamentales para poder vencer, que al fin y al cabo es lo importante. Sin embargo, hasta última hora estarán pendientes de una de sus piezas fundamentales, Klay Thompson, que se torció el tobillo el martes frente a los de Indiana y es duda para jugar mañana. En caso de no jugar Thompson, la titularidad podría recaer en Leandro Barbosa, que está viviendo una segunda juventud en la franquicia californiana.

Por su parte, los Celtics, necesitarán un partido muy completo para doblegar a los Warriors. Para ello contarán con un bloque muy compacto y que sabe a lo que juega. Isiah Thomas tratará de revolucionar el choque y volver loco a Curry, Bradley aportará su lanzamiento exterior y su defensa, Crowder su intensidad, David Lee su veteranía y las ganas de hacerlo bien contra sus ex, Sullinger sus kilos y su calidad, etc.

Anuncios

En general, todos deberán aportar para que los ‘orgullosos verdes’ puedan poner fin a la excelsa racha. La respuesta a si sigue o si se pone fin a la racha la tendremos mañana a partir de las 01:30 horas.

Hora del partido: 01:30 horas en España, 18:30 horas en México.

#Baloncesto